Despliega el menú
Aragón

Iniciada una recogida de firmas para instar a arreglar el puente romano de Vinuesa

La acción, que cuenta con más de 600 apoyos, va dirigida a la Confederación Hidrográfica del Duero y a la Junta.

El puente pasa buena parte del año bajo las aguas del pantano, lo que acelera su deterioro.
El puente pasa buena parte del año bajo las aguas del pantano, lo que acelera su deterioro.
Luis Ángel Tejedor

El pasado 25 de febrero se inició una campaña de recogida de firmas en la plataforma Change.org con el objetivo de lograr el arreglo del puente romano de Vinuesa, que se encuentra en estado de ruina. Se trata de "una construcción afectada por el pantano de la Cuerda del Pozo y que, si no se pone remedio va a desaparecer en breve", asegura la persona encargada de poner en marcha esta iniciativa, que ya cuenta con más de 600 apoyos. Por ello insta a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y a la Junta de Castilla y León a llevar a cabo "medidas urgentísimas" para evitar la pérdida de este patrimonio.

No es la primera vez que se pone de manifiesto el deterioro de este puente, ya que desde el 20 de octubre de 2008 forma parte de la Lista Roja de Hispania Nostra, que tiene el fin de dar a conocer y proteger el patrimonio histórico que se encuentra en abandono y en peligro, en los apartados de patrimonio civil y vías de comunicación históricas.

Tal y como recoge esta asociación en su página web, el puente se encuentra "derruido en gran parte". "Sufre un deterioro progresivo con riesgo de desmoronamiento. La argamasa se deshace", apuntan. Pero hacen referencia no solo a la erosión causada por la meteorología y el paso del tiempo sino también a la acción humana, ya que ha sufrido el expolio de sus piedras y el vandalismo cuando el agua del pantano está baja.

El puente es una obra singular de la arquitectura viaria del Imperio Romano que se puede fechar en el siglo I después de Cristo, siendo ampliado con arcos apuntados en la Edad Media.

Actualmente aparece y desaparece a merced de las aguas del pantano de la Cuerda del Pozo, como su calzada, que unía Uxama (Osma) con Visontium (Vinuesa). El puente tiene una longitud de 87 metros y una anchura de tres. La altura máxima es de 5,5 metros.

La estructura carece de protección específica, por lo que se enmarca en la Disposición Adicional Quinta de la Ley de Patrimonio Histórico. Este aspecto ha sido precisamente uno de los solicitados por la Asociación Salvemos el Puente, que ha solicitado en diversas ocasiones que sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y aumentar así su protección. Sus miembros consideran que existen "motivaciones suficientes" para ello de acuerdo con la Ley de Patrimonio y han expresado su indignación por la "despreocupación de los responsables" por salvar esta infraestructura. El colectivo lleva años exigiendo a la CHD y a los gobiernos regional y central que tomen medidas urgentes para salvar el puente "antes de que se pierda para siempre".

Además, desde la asociación han indicado la posibilidad de que el puente sea trasladado a otro lugar donde no sufra el deterioro al encontrarse dentro del perímetro del pantano de la Cuerda del Pozo.

Medrano espera que "la iniciativa popular ayude a concienciar a las administraciones"

La alcaldesa de Vinuesa, Asunción Medrano, se mostró "esperanzada" de que "la iniciativa popular ayude a concienciar a las administraciones competentes" en la rehabilitación del puente romano existente en el término municipal.

La regidora indicó que la estructura "se deteriora cada año más al encontrarse durante meses por debajo del agua" del embalse de la Cuerda del Pozo. "Es algo que vamos comprobando cuando baja el nivel", explicó.

Por ello animó a que la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) "asuma que es la propietaria", algo que hasta el momento no ha hecho. Y explicó además que la cuantía resultante de las subastas de terrenos de su propiedad ubicados en Vinuesa "debería repercutir en el pueblo", por lo que animó al ente a invertir dichas cantidades en el arreglo del puente. Por otro lado, también solicitó a la Junta de Castilla y León la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), lo que "aumentaría la protección de la estructura". "Cada uno tiene que asumir su responsabilidad", añadió.

Medrano incidió en que "los vecinos están preocupados" ante la pérdida patrimonial, como refleja la iniciativa puesta en marcha en Change.org.

Etiquetas
Comentarios