Aragón
Suscríbete por 1€

Un bombero de la Ribagorza, en las labores de rescate tras el terremoto de Ecuador

Iván Muñoz, bombero y guía de la unidad canina del Servicio de Protección Civil de la Comarca de la Ribagorza, se ha desplazado hasta Ecuador para participar en las labores de rescate de las víctimas del terremoto.

Iván Muñoz da de beber a Erco en la ciudad de Canoa, donde estuvieron el martes.
Iván Muñoz da de beber a Erco en la ciudad de Canoa, donde estuvieron el martes.
Unidad de Emergencias Madrid

"Huele ya mucho. Hemos revisado un súper y solo había muertos". Iván Muñoz, bombero y guía de la unidad canina del Servicio de Protección Civil de la Comarca de la Ribagorza, está en Ecuador desde el lunes con la Unidad de Emergencias y Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid (Ericam) y la unidad Militar de Emergencias (UME) para participar en las labores de rescate de las víctimas del terremoto ocurrido el sábado.

Por ahora no ha habido resultados positivos en la búsqueda en la que participa este equipo, que ayer regresó a la ciudad de Manta. Con todo, "estamos bien, hace mucho calor y estamos trabajando en el pueblo de Canoa", dijo a sus compañeros de la comarca en un SMS. El bombero de Huesca, que presta servicio en el parque de Benabarre, tiene dificultades para comunicarse con España. Hasta ayer, solo había podido enviar un mensaje en el que les decía que él y el perro, Erco, estaban bien "a pesar del calor". Se recibió a las 23.00, cuando en Ecuador eran las 16.00.

Muñoz es técnico en espeleología y espeleosocorro; y en 2011 logró la certificación requerida por la ONU para integrarse en los equipos de búsqueda y rescate urbano a disposición de este organismo internacional. Forma equipo con Erco, un pastor belga malinois de seis años entrenado para el rastreo en grandes áreas, estructuras colapsadas y aludes, lo mismo que su guía.

Desde la Unidad de Emergencias de Madrid explicaron ayer que los 12 componentes de la Ericam, en la que está la Unidad Canina de la Ribagorza (UCAB), fueron los primeros servicios en llegar al poblado de Canoa, que ha quedado destruido en un 90% por el terremoto. La esperanza de vida allí es prácticamente nula. Se ha trabajado con un geófono para detectar si había movimiento bajo los escombros. Además se revisan los edificios que están en pie para decidir si hay que apuntalarlos o derribarlos, explicaron las mismas fuentes.

Iván Muñoz y el resto del equipo del que forma parte –ocho bomberos de la Comunidad de Madrid, un médico y una enfermera del Servicio de Urgencias Médicas de la misma comunidad (Summa) y otro guía canino– volvieron ayer a Manta, que al igual que Canoa está en la zona costera del oeste de Ecuador. Aquí se coordinarán con bomberos procedentes de México. En las labores de rescate participan además especialistas de Chile, Colombia, Perú y Venezuela.

En el parque de Benabarre están las 24 horas pendientes de la UCAB. Sus dos componentes, como el resto de los equipos, trabajan en condiciones difíciles por la temperatura y el riesgo sísmico, según queda reflejado en las imágenes que envían a sus respectivas sedes en España.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión