Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

Cinco recetas fáciles con conejo para cumplir con la sugerencia del consejero Olona

Al horno, estofado, escabechado o dándole un giro más moderno. Esta carne blanca tiene poca grasa y mucha proteína.

Conejo escabechado.
Conejo escabechado.
T. G.

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha alabado este miércoles las bondades de poner conejo en la mesa. "Es una carne saludable y muy recomendable que atraviesa una crisis de consumo que no tiene ninguna justificación", pese a "formar parte de la dieta mediterránea", ha señalado en el 43 congreso anual de cunicultura, que se celebra en Calamocha.

Para seguir la sugerencia del consejero, proponemos cinco platos sencillos que ayudarán a introducir esta carne blanca con poca grasa y mucha proteína en los hogares aragoneses que todavía no la consuman con asiduidad.

Conejo al horno: (Casi) tan fácil de preparar como presionar un botón y esperar. Si hemos pedido al pollero que corte el producto en trozos, bastará con salpimentarlo e introducir la carne en un recipiente con un generoso chorro aceite en su fondo. Aprovechamos los huecos que queden para poner una cebolla cortada (puede ser en cuartos o más fina) y lo cubrimos todo con dos pizcas de romero y orégano y medio vaso de vino blanco. Tras precalentar el horno a 200 grados, introducimos la preparación a una temperatura más baja, alrededor de 180, durante media hora. Pasados los primeros 30 minutos se le puede dar la vuelta a la carne para que el horneado sea homogéneo, bajar la temperatura y aguardar otros 20 minutos. Conejo estofado: Los trozos de carne salpimentados se pasan por harina y se sellan con un poco de aceite en una cazuela. Retirar y reservar. En esa misma olla entran el resto de ingredientes: patata, cebolla, champiñones y pimientos -al gusto- se cocinarán a fuego medio. Una vez listos, añadiremos el conejo para cubrir todo con caldo (las pastillas de sabor son bienvenidas) y dejaremos tranquilo el guiso entre 15 y 20 minutos a baja temperatura. Y a comer. Conejo escabechado: Una receta clásica de Castejón de Valdejasa y otros municipios aragoneses. Y su preparación no podría ser más sencilla. Canelón de conejo: Partimos de la receta del estofado. Troceamos la tierna carne y la integramos en una salsa bechamel -o la alternativa que mejor nos encaje según los comensales- que rellenará unos canelones distintos a la tipiquísima carne picada o a las espinacas.  Arroz con conejo: La preparación es similar a la de una clásica paella. Una vez dorada la carne en la paellera (no más de diez minutos), vamos añadiendo ingredientes: tomate, cebolla, azafrán... y una pizca de sal. Bajamos el fuego y cubrimos la mezcla con agua, más o menos en función de si nos gusta caldoso o seco. También acepta un vaso de vino blanco. Tras veinte minutos de hervor, cubrimos la paella con judías, habas o guisantes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión