Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

Café de Martino: de la revista a la pasión por cocinar

En las raciones y el tapeo de este café se miman los productos de La Rioja y especialmente el bacalao con pimientos y tomate.

Luis Oto y Conchita de Castro, en la barra del Café de Martino.
Luis Oto y Conchita de Castro, en la barra del Café de Martino.
A. T.

En el Café de Martino se respira mucho arte. Su responsable, Conchita de Castro, fue durante bastantes años vedette de revista y de teatro musical, y eso está en el ambiente, en las conversaciones de clientes que la conocen y en un rincón especial, al fondo del local, que no va a tardar en transformarse con fotografías de artistas y con una decoración vinculada al mundo del espectáculo.

Pero Conchita también tiene buena mano para la cocina y hace año y medio decidió asumir el reto de dar rienda suelta a esta pasión. Ella es riojana, de Santo Domingo de la Calzada, y de allí se abastece de buena parte de las materias primas que emplea, como embutidos, verduras y hortalizas, aunque por cercanía, el Mercado Central es su gran despensa.

En cualquier caso, la que tiene muy bien asimilada es la cultura del guiso, ya sean potajes de cuchara o a la hora de trabajar el pimiento y el tomate, tan característicos y tan presentes en la gastronomía de La Rioja.

De ahí que el bacalao, acompañado de estos dos productos, resulta obligado probarlo. No es lo único. La carta de raciones ha crecido bastante en esta nueva etapa de Martino y lo ha hecho, sobre todo, alrededor de preparaciones cada vez más en desuso en los hogares. Manitas de cerdo, callos, madejas o rabo de toro son algunos de los argumentos del recetario tradicional que se respira en toda la carta.

Tampoco faltan las migas, los caracoles o la ensaladilla rusa, además de un buen surtido de croquetas, entre las que destacan las de cabrales, chipirón, marisco o bacalao. Y una propuesta tan sencilla como los huevos fritos con patatas, casi es de obligado cumplimiento en este bar. Especialmente los viernes, que se llena de clientes deseosos de celebrar la llegada del fin de semana alrededor de esta receta.

Las raciones son generosas, muy generosas, así que a la hora de pedir conviene hacerlo poco a poco. Lo dicho, a  Martino se va a comer; el plato no se pinta sino que se llena con ganas. Y no solo sucede con el picoteo sino también con el menú. Su contenido, como el resto de las propuestas, es muy casero. Se ofrece durante toda la semana (10 euros de martes a viernes, y 12 euros el sábado y el domingo). Entre otros platos, la propuesta de la semana pasada, por ejemplo, incluía menestra, garbanzos de ayuno con huevo duro y siempre hay una ensalada y, casi siempre, bacalao.

Café de Martino

Calle de Jussepe Martínez, 4. Zaragoza.

Teléfono: 629 185 661.

Horario: de 9.00 a 16.00 y de 19.30 a cierre. Descanso: lunes cerrado.

- Ver otras noticias de restaurantes recomendados

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión