Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

Un espacio familiar y de diversidad gastronómica

El Stadium Las Fuentes cuenta con este restaurante abierto a todo el público, en el que se cuida mucho la atención en sala.

El jefe de sala, Javier Aguayo, de pie, y el cocinero, Alberto Morales, en La Huerta del Figueral.
El jefe de sala, Javier Aguayo, de pie, y el cocinero, Alberto Morales, en La Huerta del Figueral.
V. Castellano

El Stadium Las Fuentes tiene desde principios de este año nuevos propietarios. De la mano del empresario Javier Loriente se han emprendido importantes cambios que han llegado no solo al aspecto deportivo sino también al gastronómico. La Huerta del Figueral es el nombre del restaurante de este centro. Apenas lleva unos meses funcionando pero su propuesta culinaria, a través del boca/oído, se está dejando notar.

De entrada, en lo estético, porque el establecimiento se ha transformado con una reforma integral. Si hasta hace unos meses era un espacio oscuro, que apenas miraba a la calle, y al que solo podían acceder los socios, en estos momentos es todo lo contrario: la fachada está vestida con grandes ventanales y en el interior del comedor se ha diseñado un espacio funcional y muy acogedor. Además de que, por supuesto, el restaurante está abierto a todo el mundo.

Su propuesta culinaria se asienta sobre dos menús –de diario y de fin de semana– y la carta de noche. En todos los casos sorprende la vajilla por sus formas y colores. También llama la atención el servicio de sala, donde ejerce Javier Aguayo, un maître con mucho recorrido empeñado en que el camarero recupere su valor. De esta forma, algunos platos se terminan en la mesa, aunque sean pequeños detalles, como añadir aceite de oliva y pimienta recién molida a unos lomos de anchoa del Cantábrico o ralladura de limón a un carpaccio de gambas.

El recetario es muy reconocible con productos de la huerta en forma de parrillada de verduras y de varias ensaladas. Chuletón de vaca, entrecot, magret de pato y hamburguesa del Pirineo aragonés son algunas referencias de carnes, entre las que, en breve, va a hacerse un hueco un solomillo de vaca aderezado con hierbas provenzales.

Se agradece que el servicio de carta –las noches del jueves (con reserva previa), viernes y sábado– esté acotado a un número de comensales inferior al que por capacidad permitiría el establecimiento. Es su forma de apostar por un trato personalizado, de calidad, en el que prime la buena atención, sin excesivas demoras, frente a esa máxima de cuanto más mejor.

Menú del día

A diario, se ofrece un menú (10,50 euros) de cinco primeros y otros tantos segundos que cambia cada jornada. Cocina casera bien presentada que invita a una degustación pausada, aunque el ritmo de servicio sea rápido porque así lo demanda la clientela.

Más que de un restaurante se podría hablar de un espacio de diversidad gastronómica y familiar donde los más pequeños cuentan con amplias zonas verdes y ajardinadas. Esto es algo que se nota, sobre todo, los fines de semana. El sábado y el domingo el nivel del menú (15 euros) crece notablemente. Garbanzos con bogavante y frutos del mar, hojaldre relleno de zamburiñas y salmón, chuleta de ternera de Ávila, codillo asado al estilo alemán... son algunas de las recetas que aparecen. Además, se pueden cerrar otros menús a partir de las referencias de la carta.

La Huerta del Figueral

Camino de la Raya, sin número (Ronda Hispanidad, Z-30). Zaragoza. Teléfono: 976 420 571. Horario: lunes, martes y miércoles, de 9.00 a 20.00. Jueves, de 9.00 a 22.30. Viernes y sábado, de 9.00 a 01.00. Domingo, de 9.00 a 18.00.- Ver otros restaurantes recomendados

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión