Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

A revalidar las medallas bilbilitanas

Comienza la cuenta atrás para la próxima edición de Garnachas del Mundo, donde la D. O. Calatayud quiere revalidar su supremacía.

Baltasar Gracián Crianza 2013, Claraval 2013 y Langa Pasión 2014.
Baltasar Gracián Crianza 2013, Claraval 2013 y Langa Pasión 2014.

La Denominación de Origen Calatayud presentará 21 muestras de vino, aportadas por diez bodegas, en el Concurso Garnachas del Mundo, que se celebra en la isla de Cerdeña (Italia) el próximo 10 de febrero.

La participación de los vinos de Calatayud en esta edición es similar a la del año pasado, que tuvo lugar en el Monasterio de Veruela, en tierras aragonesas, en la que obtuvo 13 medallas, siendo la denominación de origen más laureada.

Las empresas que participan en esta edición son Bodegas Agustín Cubero, Bodegas San Alejandro, Bodegas Augusta Bílbilis, Bodegas Langa Hermanos, Bodega Virgen de la Sierra, SAT Niño Jesús, Bodegas San Gregorio, Bodegas y Viñedos del Jalón, Bodegas Breca y Bodegas Ateca.

La garnacha es la variedad de uva mayoritaria de la D. O. Calatayud, representando un 62,5% de sus plantaciones, en su mayoría de viñedos muy viejos y plantados entre los 650 a los 1.040 metros de altitud, con unas condiciones climáticas y unos terrenos muy particulares, que dan unos vinos cuyas características se promocionan mediante la campaña 'Viñedo extremo, vino de altura'.

Los buenos resultados obtenidos en las ediciones anteriores del concurso, y especialmente en la de 2016, ponen de manifiesto que los vinos de la comarca bilbilitana se han adaptado muy bien a gustos muy diversos. Hay que recordar que el jurado que valora estos vinos de garnacha tiene un panel compuesto por unos 80 expertos procedentes de distintos países y continentes y con distintas percepciones sobre los parámetros de elaboración y sobre las características positivas de los vinos de garnacha. Lo que quiere decir que las garnachas de la D. O. Calatayud gustan y resultan muy agradables a todo tipo de consumidores.

Esta será la quinta edición del Concurso Garnachas del Mundo, organizada en esta ocasión de forma conjunta por el Consejo Regulador de Vinos de Cerdeña –anfitriones del certamen– y su homólogo francés de los Vinos del Rosellón, que comenzó organizando la competición en 2013. Las tres primeras ediciones se desarrollaron en la ciudad francesa de Perpiñán y se decidió que a partir de entonces el concurso saliese del Rosellón y fuera itinerando por las distintas zonas y países en los que se elaboran vinos de garnacha. La primera sede fuera de Francia fue Veruela el año pasado. En 2017 el concurso se traslada a Cerdeña y el año que viene tendrá lugar en la denominación de origen catalana de Terra Alta.

El concurso está abierto a todas las categorías y gamas de vinos blancos, rosados y tintos: espumosos, tranquilos, enriquecidos, dulces naturales y vinos de licor. Vinos elaborados con las distintas uvas de garnacha blanca y tinta, e incluso gris, que se cultivan a lo largo y ancho de los cinco continentes.

El año pasado, las bodegas aragonesas arrasaron y obtuvieron 29 medallas de oro (como los vinos de las fotos), 10 de plata y ocho de bronce.

Garnachas del mundo

Lugar y fechas: la quinta edición se celebrará en Alguero (Cerdeña, Italia) el próximo 10 de febrero. La noche de gala o 'Noche de las Garnachas' tendrá lugar el día siguiente, en Cagliari, la capital de la isla. En ese acto se desvelarán los resultados de la edición 2017 y se clausurará el concurso, cuyos jurados llegarán a Cerdeña el miércoles, día 8.

-Ver otras noticias de vinos recomendados

-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios