Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

El Grillo y la Luna: calidad a base de la máxima selección

Estilo y personalidad definen los vinos que salen de esta bodega familiar de la D. O. Somontano.

Los responsables de la bodega El Grillo y la Luna y del restaurante Cancook, con los vinos.
Los responsables de la bodega El Grillo y la Luna y del restaurante Cancook, con los vinos.
Eduardo Bueso

Los vinos de la bodega familiar de la D. O. Somontano El Grillo y la Luna, ubicada en Barbastro y fundada en 2007, se presentaron la pasada semana en Zaragoza. Sus siete referencias fueron acompañadas de otras tantas creaciones del restaurante Cancook de Zaragoza, en una convocatoria que sirvió también para la puesta de largo del nuevo emplazamiento del establecimiento, en la zona de Romareda.

El Grillo y la Luna es una bodega cuyo único objetivo es elaborar vinos de la máxima calidad. "Toda la cosecha es recolectada y seleccionada a mano, sin excepción. Si la calidad de la uva no es la adecuada, no se utiliza. Por eso, la producción de vino nunca es igual ni en kilos recogidos ni en litros ni en número de botellas. La fecha de vendimia la decidimos saliendo al campo y catando uvas. Sin duda alguna, la madurez marca la diferencia en todos nuestros vinos", explicó el enólogo de la bodega, Alberto Santiago. Se busca la máxima expresión del terroir en cada vino a partir de 48 hectáreas de viñas en propiedad. Se elaboran siete vinos en dos marcas: 12 Lunas (34 hectáreas) y El Grillo (14 hectáreas).

La primera referencia incorpora vinos de consumo diario, frescos, que expresan juventud y la esencia de la variedad de la uva de la que proceden.

La segunda gama, El Grillo, es con la que se intenta marcar la diferencia con el resto de bodegas. Son vinificaciones especiales con las que se consiguen vinos aromáticos, elegantes y con carácter. Esta gama está formada por Grillo, Canto Cri Cri (chardonnay fermentado en barrica), Hop Hop y Súper Grillo, el vino top de la bodega, elaborado con uvas de cabernet de una parcela que se trabaja con un caballo, lo que permite tener la tierra mejor oxigenada y menos compactada.

A la presentación asistieron Antonio Calvo, propietario de El Grillo y la Luna, y José María Cidad, gerente de la bodega.

Los vinos se acompañaron de platos muy creativos de la cocina que dirige el chef Ramces González. El responsable de la sala es Diego Millán. Hay un Menú by Cook y un menú degustación que se elaboran con productos de temporada que varían cada mes.

-Ver otras noticias de vinos recomendados

-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios