Gastronomía

Gastronomía

Picoteo informal y tapas gratis en La Factoría

La Factoría celebra este año su 20 aniversario con una propuesta de picoteo muy consolidada.

Ramona Cocosila, en la barra de La Factoría.
V. C.

La Factoría tiene el mismo aire de hace 20 años, cuando abrió sus puertas. Este veterano bar cafetería ha sido sometido a varios lavados de cara en este tiempo, pero sus techos altos y la decoración con hierro, madera, ladrillo y pasarelas siguen recordando a la fábrica que da nombre al establecimiento. En eso no ha cambiado.

Su idea gastronómica sí lo ha hecho, aunque lleva mucho tiempo consolidada. Como restaurante de menú era pequeño y dejó de funcionar pronto y como local de copas tampoco tenía mucho futuro. Su carta se terminó inclinando hacia una propuesta informal, que es la que hoy en día se mantiene: raciones, bocadillos, ensaladas, tostadas, pizzas y carnes a la brasa forman el grueso de la misma.

El pan de los bocadillos sale recién horneado y ahí reside uno de sus secretos. El de ternasco de Aragón con salsa de setas es uno de los más demandados, junto al de jamón a la plancha con huevo frito y pimientos del piquillo. En cuanto a las ensaladas, la de Begoña (tomate, queso fresco, pollo, bacon y salsa tártara) es una de las más especiales, además de la de ventresca. El salmón se marina en el propio establecimiento y se presenta con tomate en otra ensalada.

En cuanto a las raciones, también las hay que llevan mucho tiempo formando parte de la carta. Es el caso de los champiñones rellenos de paté y mozzarella gratinados. El currante es una propuesta sencilla, pero que también es santo y seña de la casa. Combina patatas, gambas y una muselina de ajos. Una amplia variedad de huevos rotos, surtido aragonés de embutidos a la brasa y revuelto de trigueros y gambas son otras posibilidades.

En cuanto a la carne, la brasa es su gran atractivo. Sobre ella, las costillas de ternasco de Aragón, el costillar de cerdo, que se presenta con salsa barbacoa, y el entrecot, son las referencias que más se trabajan. Por último, diez tostadas diferentes completan la carta.

Además, desde hace unos años, prácticamente todas las tapas de la barra –excepto las croquetas y alguna especial– se ofrecen gratis al pedir un vino o una cerveza. Ensaladilla, jamón batido, salmón... son algunas de las que nunca faltan y a mediodía siempre sale una diferente y más elaborada: alitas de pollo con champiñones, una cazuelita de paella o de otros arroces... Todo un detalle que se mantiene durante todo el día.

La Factoría Calle de Don Felipe Sanclemente, 5. Zaragoza. Tel.: 976 234 703 Horario: de 7.30 a 24.00. Descanso: domingo cerrado.-Ver otros restaurantes recomendados

-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios