Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Veinteeuno: terraza y carta con amplitud de miras

Una terraza de generosas dimensiones es su gran atractivo junto a una carta cargada de argumentos gastronómicos para compartir.

Fernando Javier Revert y Juan Lamata, del restaurante Veinteeuno.
Veinteeuno: terraza y carta con amplitud de miras
Agencia Almozara

Prácticamente al final de la avenida Gómez Laguna con Vía Hispanidad, el gastrobar Veinteeuno ha llenado un hueco que esta zona de Zaragoza demandaba. Se ubica, además, en un espacio donde la acera se ensancha notablemente, así que su terraza, muy grande, supone un atractivo reclamo, especialmente por la noche.

El local ofrece una fórmula gastronómica muy amplia: desde el tapeo clásico al maridaje de determinados vinos y productos de temporada; pasando por el menú del día, un picoteo informal, la presencia de tostadas, hamburguesas y bocadillos, o una carta que invita a sentarse con mayor formalidad a la mesa.

La parrilla da mucho juego a la hora de trabajar carnes y pescados, como el pulpo que se presenta con una vinagreta de mostaza y arroz costrado, las chuletillas de ternasco de Aragón o el entrecot y el chuletón de ternera del Pirineo. Una de las especialidades de la casa es el steck tartar de solomillo de ternera, que se prepara delante del cliente. Y uno de los platos que más aceptación tiene, sin duda, el timbal de escalibada de verduras, jamón ibérico y huevo a baja temperatura.

También se puede comer o cenar recurriendo a un picoteo más informal donde encajan guisos tradicionales como las albóndigas de bacalao y de ternera o una de las especialidades de la casa: el ragout guisado de ternera. Las raciones son generosas, se cuida mucho la presentación y especialmente interesante resulta la posibilidad de pedir medias raciones para disfrutar de más argumentos a la mesa.

Embutidos, quesos y jamón forman parte de las propuestas más clásicas, que se combinan con las posibilidades que ofrece la parrilla. En este apartado destacan el pincho aragonés (morcilla, chorizo, longaniza y salchicha ahumada) o el pincho Chomón (solomillo ibérico, tocino blanco y salsa perigod).

El Veinteeuno ofrece un menú del día (9,90 euros) que incluye tres entrantes y tres platos principales donde también se procura mimar el producto con propuestas como la parrillada de verduras o las costillas de ternasco a la parrilla.

En la línea de ofrecer una carta que abarque casi de todo, las hamburguesas (6 euros) resultan especialmente llamativas. Sobre todo, las de gallina trufada, pistachos y pasas emborrachadas con brandy; de cabezada ibérica, espinacas, cebolla y cereales, y de salsa de roquefort intenso.

Por último, para tomar entre horas tampoco desentona la propuesta de tapeo.

Especialmente recomendable es la salmuera de Santoña de elaboración propia, perfectamente limpia.

También se ofrecen varias batidas, pero una de las más curiosas es la de chorizo con ralladura de queso parmesano que se funde con la ayuda de un soplete. Y las croquetas (de jamón, hongos y pollo) son más bien croquetones que dejan buen sabor de boca.

En definitiva, una oferta de amplias miras en una zona tranquila de Zaragoza que se completa con una bodega bastante surtida y algún que otro vino con poco nombre, pero de calidad y precio ajustado.

Veinteeuno

Avenida Gómez Laguna, 48-56. Zaragoza.

Teléfono: 976 958 769.

Horario: 8.30 a cierre. Lunes, cerrado. 

Ver otros restaurantes.

Etiquetas