Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Las claves para seguir una dieta vegetariana equilibrada

La nutricionista Asun Armas, de Espacio Ágape, detalla los beneficios de seguir una dieta vegetariana equilibrada.

La dieta vegetariana es rica en vitaminas, minerales y fibra.
Adiós a los excesos navideños

Cuando hablamos de seguir una dieta vegetariana, ¿Implica también llevar una filosofía de vida distinta?

En principio, no tiene por qué, hay personas a las que poco a poco les va apeteciendo comer menos comer carne, porque su cuerpo se lo pide de alguna manera. Sí que es cierto que muchas personas lo deciden cuando empiezan a seguir o practicar alguna disciplina que lo recomiende, como el yoga u otras filosofíasorientales.

¿Cuáles son los beneficios de la dieta vegetariana?

La alimentación ante todo tiene que ser equilibrada, se puede ser vegetariano y la alimentación no ser equilibrada. El cuerpo necesita nutrientes básicos: hidratos de carbono, proteínas y grasas. Las proteínas son de origen animal y vegetal y las grasas también. Si no somos vegetarianos optaremos por elegir las proteínas animales (carnes, pescados, lácteos, huevos) y si lo somos, por las de origen vegetal (legumbre, cereal, frutos secos, semillas, tofu). Pero dependerá de cómo combinemos los alimentos y la cantidad de los mismos para que sea equilibrada o no.

El mayor beneficio es que si la dieta vegetariana es equilibrada -y no restringe muchos alimentos- es más rica en alimentos vegetales y más rica en vitaminas, minerales y fibra. Otro beneficio es que suele contener menos grasas saturadas y colesterol, ya que estos  suelen estar en los alimentos de origen animal. Por ejemplo, la ovolactovegetariana, que incluye lácteos y huevos, resulta de entre todos los tipos de dietas vegetarianas las más fácil de llevar y al ser equilibrada es difícil que comporte carencias.

¿Qué consejos daría para seguir una dieta vegetariana sin que haya una carencia nutricional?

En primer lugar, el cambio debe hacerse poco a poco, el cuerpo se tiene que habituar, para lo que es mejor eliminar primero las carnes y luego el pescado. Además, hay que informarse bien y acudir a algún experto para asesorarse en las primeras etapas de esta. Es importante también que la persona sea flexible y pueda permitirse comer algún alimento de origen animal si en algún momento le apetece o el cuerpo se lo pide.

Una dieta vegetariana mal llevada, ¿Puede tener consecuencias para la salud?

Sí. De hecho, hay dietas muy restrictivas como las veganas o crudiveganas que excluyenmuchosalimentos. Si no se conocen bien los alimentos y cómo combinarlos, con el tiempo puedan llegar a ser potencialmente deficitarias en algunos nutrientes.

¿Qué riesgos entraña una dieta vegetariana mal planteada?

Puede haber carencias de Vitamina B12, hierro o calcio, entre otros. Y dependiendo de qué alimentos se excluyan, comportará también una carencia de proteínas. Por eso, si decidimos seguirla, tenemos que recordar que como en todo en la vida, en la alimentación, la clave es el equilibrio.

Volver al suplemento de gastronomía.

Etiquetas