Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

El Tubo amplía su oferta con La Ternasca

El nuevo espacio tiene un protagonista muy aragonés: el cordero.

Un momento de la inauguración de la taberna La Ternasca, en el Tubo de Zaragoza
El Tubo amplía su oferta con La Ternasca

Desde el pasado jueves, el Tubo zaragozano cuenta con una nueva oferta, concretamente en la calle de Estébanes, 4. El establecimiento se llama La Ternasca y ocupa el espacio que antes se llamaba Candolias. Luis Tobajas y Cristian Yáñez están detrás de este nuevo proyecto. Son dos jóvenes empresarios zaragozanos que ya cuentan con amplia experiencia en el mundo de la hostelería.

El nuevo espacio, como su nombre anuncia, tiene un protagonista muy aragonés: el cordero, aunque, eso sí, lo van a preparar con recetas de lo más novedosas y de una forma "original, y divertida y diferente", como la califican los propietarios del establecimiento, con la cocina en directo, delante del cliente, en lo que se ha venido en llamar el 'showcooking', "para hacer de la cocina un espectáculo para todos los sentidos".

Entre los platos que preparan hay un sushi y un tataki de ternasco, callos, madejas y manitas de cordero, hamburguesas o canelones que están elaborados con este ingrediente cárnico como base principal.

Más aperturas

No va a ser esta la única novedad en la cada vez más concurrida zona hostelera del Tubo, ya que en las próximas semanas abrirá sus puertas, en la misma calle de Estébanes, un local que basará sus propuestas en la cocina tradicional. Sobre su puerta ya cuelga el cartel que indica su nombre: Vinos Moneva. La rehabilitación de este antiguo edificio va a dejar un establecimiento acogedor y versátil que estará abierto hasta la madrugada como bar de copas y música.

Volver al suplemento de gastronomía.

Etiquetas