Despliega el menú
Aragón

El centro de Numancia sigue 'en el aire' 15 años después, pero los diputados no desisten

Para el representante por el PP, Jesús Posada, se trata de uno de los proyectos importantes y pendientes para Soria.

El yacimiento de Numancia, en una fotografía de archivo
El yacimiento de Numancia, en una fotografía de archivo
Mariano Castejón

Casi quince años lleva ‘bloqueado’ el proyecto del centro de recepción de visitantes de Numancia, una de las inversiones ‘estrella’ para la la provincia, que sigue ‘en el aire’ año tras año, aunque los diputados por Soria no renuncian a él. Para el representante por el PP, Jesús Posada, "se trata de una de las iniciativas importantes y pendientes para Soria", y no descarta plantearlo en el caso de que no vaya en presupuestos mientras que el diputado socialista, Javier Antón, confía en que se contemple una partida para las cuentas del año que viene porque "es un revulsivo para el turismo que podría convertir a Soria en referente".

Lo cierto es que van pasando los años y nada se sabe. Primero fue el impacto visual que el edificio podría causar en el paisaje lo que dilató en años el proyecto. Después, problemas de disponibilidad de los terrenos. Y mientras tanto, el Gobierno lo ha retirado de sus presupuestos.

El centro de interpretación de la ciudad Arévaco-Romana de Numancia-Garray se planteó en 2002, hace ya catorce años, cuando la Junta, encargada de la redacción del proyecto del edificio (como entidad que gestiona el yacimiento) y a cuya construcción se comprometió el Ejecutivo central (propietario de Numancia), autorizó al arquitecto Blas Antonio Barbero Briones la elaboración del documento. Costó 41.000 euros y año y medio de trabajo. En 2006 la Junta lo entregó al Ministerio de Cultura, cuyos técnicos requirieron a la Dirección de Patrimonio de la Administración regional que remitiera una documentación sobre el impacto visual de la obra a petición del Instituto de Patrimonio Histórico Español (IPHE) que, aunque finalmente no entregó, el Instituto informó favorablemente sobre el espacio. Sí insistió en que vigilaría especialmente el impacto visual de la construcción, dado que al edificarse en la ladera se iba a ver desde el yacimiento.Cinco años después, obsoleto

Pero para entonces el Gobierno central había aprobado un nuevo código técnico de edificación que entró en vigor en 2007, de modo que el proyecto del centro de recepción de visitantes de Numancia se había quedado obsoleto y debía repetirse. De nuevo fue Barbero Briones quien entregó el documento actualizado meses después. A finales de 2009 Cultura aprobó el proyecto básico del centro de recepción de visitantes de Numancia, pero ese año se abrió la polémica por la propiedad de los terrenos que había cedido el Ayuntamiento y que reclamaban unos particulares.

Fue en 2009 cuando el Ministerio de Cultura, a través de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de Cultura de la Subdirección General de Obras, solicitó al Consistorio de Garray el uso excepcional de suelo para desarrollar el centro de interpretación. Precisamente esta calificación del terreno como rústico hacía necesario que el Ministerio solicitara el uso excepcional del mismo. El nuevo edificio se iba a desarrollar en seis parcelas de la localidad ubicadas en suelo rústico, en el polígono 14, en las inmediaciones de los restos históricos. Pero varios particulares se pronunciaron ante el Ejecutivo central reclamando la propiedad de los citados terrenos. El Ministerio buscó entonces en sus archivos el documento de compra de los terrenos, porque en el caso de que se modificara la situación habría que volver a rehacer el proyecto.

El Ayuntamiento se mostró dispuesto a ceder otros terrenos de titularidad municipal, que posee en el cerro de Numancia y en los alrededores, al Ministerio de Cultura para que de una vez por todas desbloqueara el proyecto del centro de recepción de visitantes de Numancia, y sortear así la polémica por la propiedad de las parcelas, un ofrecimiento que ya realizó el anterior alcalde Manuel Izquierdo.

A esto se suma que desde 2010 el Ejecutivo central no ofrece asignación alguna en el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado. El espacio se planteaba con un coste total de 4.386.000 euros. Sí hubo constancia del mismo también en las cuentas de 2007, 2008 y 2009, pero al estar bloqueado el proyecto no se hizo nada.

Etiquetas
Comentarios