Despliega el menú
Aragón

Soria necesita que el desbloqueo político relance 10 proyectos vitales pero anclados

Mayor dotación a la A-11 y desatascar la A-15 a Navarra, demandas trascendentales.

En la fila superior, una máquina trabajando en la A-11, el yacimiento de Numancia y el Banco de España. Abajo, la nueva cárcel de Las Casas, todavía sin uso.
En la fila superior, una máquina trabajando en la A-11, el yacimiento de Numancia y el Banco de España. Abajo, la nueva cárcel de Las Casas, todavía sin uso.
Heraldo

La suma de voluntades de PP, PSOE y Ciudadanos ha permitido que España salga de la parálisis en la que se instaló a finales del pasado año, cuando la fragmentación del voto desembocó en un parlamento más heterogéneo que nunca. Aunque del bloqueo no fueron responsables los ciudadanos, que se limitaron a ejercer su democrático derecho, sino los partidos al no saber operar en la nueva dimensión política. Ello desembocó en unas nuevas elecciones.

Pero todo eso es desde el sábado parte del pasado, en un oscuro capítulo de la época más reciente de España. Mariano Rajoy acaba de ser investido y este jueves nombra a los ministros que le acompañarán en una nueva legislatura en la que gobernará en minoría. Ello le obligará a tratar de alcanzar acuerdos a diario, en cada iniciativa, en cualquier ley, medida o proyecto. Supone un cambio radical con su anterior mandato, en el que apoyado en su mayoría absoluta nunca tuvo la necesidad de mirar a su alrededor.

Más de 300 días después, La Moncloa volverá a tener un inquilino con plenas competencias. Soria necesita que el desbloqueo en Madrid relance proyectos anclados desde hace mucho más tiempo y que son trascendentales a todas luces para su desarrollo. Bajo estas líneas se plasman los más importantes. Pero no sólo recuperar lo pendiente: la provincia requiere proyectos nuevos, ambiciosos y atractivos que le posibiliten encarar el futuro con más optimismo y garantías. La A-11 espera que ésta sea al fin la legislatura decisiva. La Autovía del Duero (A-11). Un clásico. Más de 30 años hablándose de ella. Muchos compromisos y decenas de buenas palabras pero en pleno 2016 sigue en obras. ¿Cuánto tiempo más? Ni se sabe. El PP ha asegurado durante toda la anterior legislatura que sería una realidad ya en la siguiente, que se extenderá hasta finales de 2020 si es que se cumplen los plazos. Aunque también el PSOE decía, allá por 2008, que estaría terminada en sólo unos años. Los tramos sorianos de la A-11 recibieron 35 millones para este año. El ritmo de las obras ha sido intenso desde el verano, pero insuficiente. La autovía necesita unos 200 millones más para construirse. Eso sin tener en cuenta que uno de los tramos, el que enlaza Langa y Aranda, está anulado. Fomento le retiró el contrato a la adjudicataria al observar incumplimientos. Eso significa que será necesario emprender un nuevo proceso de licitación del que nada se sabe. Se espera que el desbloqueo político permita acelerar los pasos. Aunque por otro lado están esos 5.000 millones que Bruselas exige a España de recorte en los presupuestos. Y ya se sabe que en casos de ajustes presupuestarios, la obra civil, sobre todo la nueva, es objeto de la tijera. Licitación de las obras del tramo de la A-15 entre Soria y Navarra. Mucha gente limita la Autovía de Navarra (A-15) al tramo entre la capital soriana y Medinaceli, culminado hace un par de años tras ocho en obras. Pero la infraestructura va más allá de esos 75 kilómetros que han permitido unir por autovía Soria con Madrid, una reivindicación histórica. La A-15 es un añejo proyecto gestado para vincular Astigarraga (Guipúzcoa) y Medinaceli a través de 320 kilómetros. El gran retraso en territorio soriano lastra el desarrollo. Entre Soria y el límite con Navarra y Zaragoza sólo un puñado de kilómetros son autovía, los correspondientes a la variante de Ágreda. Los tramos restantes están a la espera de licitación de los trabajos tras estar realizados los proyectos de estudio. En esta situación llevan varios años. Se requiere voluntad política. Mejor dicho, dinero. Necesidad de reformar de una vez la infraestructura ferroviaria Soria-Madrid. La red entre Soria y Torralba tiene pendiente desde 2010 la remodelación de unos 45 kilómetros. En los presupuestos de 2016 figuraban cinco millones que ni han sido ejecutados ni parece que se ejecutarán. Pero es una cantidad insuficiente. La reforma seria de la vía requiere aproximadamente 20 millones. Un centro penitenciario construido desde hace años pero sin uso. También de atrás viene el asunto del nuevo centro penitenciario. Proyecto que se puso en marcha como de gran relevancia para la provincia pero que ha terminado por ser un edificio ya finalizado pero sin uso en medio de la nada. Se estima que, con todo concluido, la inversión ronde los 100 millones de euros. La obra civil está terminada desde hace años. Falta el colector, la potabilizadora y otros servicios generales. También la licitación del equipamiento, valorado en unos 4,6 millones de euros y la aprobación de la dotación del personal. La cárcel, según la previsión, contará con 500 trabajadores y más de 800 celdas. Ni existen plazos para las actuaciones que restan ni tampoco fecha de apertura. Las dudas de siempre. El modelo privado o mixto del Centro de Referencia Estatal. Otro asunto que tendrá que desbloquear el Gobierno. Está ubicado en la carretera de Logroño. El edificio está construido desde hace años pero técnicamente se finalizó hace unos meses después de que se corrigieron ciertas deficiencias que generaban filtraciones de agua cuando llovía. El Estado se debatía entre dar el servicio a través de una adjudicación a una empresa privada o mediante un modelo mixto. Está planteado para acoger personas mayores que sufren procesos crónicos, no como hospitalización sino como atención. Presa del río Mayor, 15 años paralizada. Es primordial para San Pedro Manrique y su comarca. El proyecto acumula más de 15 años paralizado, con una ejecución que rondaría los seis millones, según las previsiones de entonces. Se incorporó una enmienda a los presupuestos de 2015 de un millón para tratar de iniciar la licitación. Pero el tiempo ha pasado y las intenciones han caído una vez más en saco roto. Numancia 2017. Al margen de que la conmemoración pueda contar con programación cultural por otras administraciones, el proyecto necesita un impulso financiero que sólo puede venir de la mano del Estado. Se reconoció como un evento de interés general, lo que posibilitaba beneficios fiscales, aunque sólo durante 2016. Por eso las exenciones quedan en entredicho a partir de esa fecha. El órgano que gestiona las ventajas fiscales estará vigente hasta el 31 de diciembre. Por eso es necesario que el Gobierno amplíe esta situación de excepcionalidad al ejercicio en que precisamente se va a desarrollar el evento. Centro de recepción de visitantes e interpretación de Numancia. Otro clásico de los presupuestos. Hasta hace bien poco figuraba consignación cada año para su construcción. Pero ya ni siquiera, lo que aleja hacerlo realidad. De la voluntad política dependerá una vez más rescatar un proyecto para el yacimiento que es emblema de toda una provincia. Banco de España. Inicialmente previsto para uso cultural, como sede del centro nacional de fotografía. Para tal fin se adjudicó en 2011 por un global final de 5,3 millones. Con los años, se alteró su función. En la actualidad está previsto como uso administrativo. Concretamente para acoger la Subdelegación del Gobierno y otros servicios dependientes del Estado. Asimismo, la Subdelegación pasaría a albergar la comisaría de la Policía Nacional. El Gobierno y la empresa que se encargaba de las obras de reforma del Banco de España firmaron la cancelación del contrato, por lo que el proyecto está paralizado. Es necesario licitar los trabajos restantes. Una política firme contra la despoblación. Manida palabra. Despoblación. Todas las fuerzas y administraciones coinciden en abordar esta cuestión como un tema de Estado, al alegar que es ya un problema general, que afecta a casi todos los territorios. Pero hay algunos especialmente castigados. Soria, ya con menos de 90.000 habitantes y la previsión de caer hasta los 80.000 en los próximos 15 años, es el mejor ejemplo. El Gobierno deberá componer una estrategia firme y realmente útil para atajar este mal endémico.

Etiquetas
Comentarios