Despliega el menú
Economía
Suscríbete

REVISIÓN SALARIAL

Zapatero remite a los agentes sociales la propuesta alemana

Patronal, sindicatos e incluso el ministro de Trabajo defienden el actual modelo, que vincula el aumento de los sueldos al IPC.

Rubalcaba bromea con Merkel durante el posado para la foto de familia de ambos Gobiernos y líderes empresariales y sindicales.
Zapatero remite a los agentes sociales la propuesta alemana
PACO CAMPOS/EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió ayer que la reforma de la negociación colectiva y, por tanto, la posibilidad de ligar o no los salarios a la evolución del IPC, debe ser discutida por empresarios y sindicatos, y añadió, sin entrar en el debate, que ese debe ser «el papel del Gobierno». La defensa de los sindicatos del actual modelo se vio refrendada por las palabras del ministro de Trabajo, Valeriano Gómez.

Durante la rueda de prensa en la Moncloa con la canciller Angela Merkel, con motivo de la cumbre bilateral hispaño-alemana, Zapatero terció así en el debate abierto por la propia Merkel sobre la conveniencia de que España elimine las cláusulas de revisión salarial y no vincule los salarios a la evolución de la inflación.

Zapatero, que eludió manifestar su opinión al respecto, insistió en «dejar a la negociación colectiva lo que le corresponde», y recordó que empresarios y sindicatos han establecido ya un principio de compromiso para reformar los convenios colectivos. «Los aspectos fundamentales de la negociación colectiva lleva tres décadas sin conocer ninguna reforma y ahora la va a conocer y en profundidad, pero dejemos a las partes que trabajen, debe ser el papel del Gobierno», subrayó.

Los que sí entraron a valorar la medida fueron los sindicatos. Los secretarios generales de CC. OO., Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, defendieron el modelo actual de revalorización salarial, que combina previsión de inflación, cláusula de revisión salarial y reparto en función de la productividad, y dijeron que no se entendería sin alguno de sus componentes.

Según Méndez, el modelo actual de revalorización de los salarios en España (combina previsión de inflación, cláusula de revisión salarial y reparto en función de la productividad) no se podría entender si se quita alguno de sus componentes. Toxo también advirtió por su parte de que sería un error si alguien pretende que se vuelva al viejo esquema de referenciar los salarios con la inflación pasada.

Los sindicatos alemanes

En la reunión estuvo también presente Michael Sommer, presidente de la Confederación de Sindicatos Alemanes (DGB), y que dijo, sobre la reunión bilateral, que esperaba que Merkel no viniese a decirle a España qué es «lo que tiene que hacer». El dirigente sindical alemán advirtió de que en Alemania «se ha filtrado» un documento de Merkel con sus medidas anticrisis que contempla eliminar las cláusulas de revisión salarial. En su opinión «no se puede atacar a las víctimas de la crisis» con una medida así, que supondría el rechazo frontal del sindicato.

Por su parte, el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, defendió ligar los incrementos salariales a la previsión de IPC, al asegurar que este modelo «no ha tenido una mala experiencia» y también sirve para «recuperar» pérdidas empresariales, como ocurrió en 2010. «Tuvimos un mal año en 2009, pero en 2010 el crecimiento de los sueldos un 1,1% y la subida de precios mas allá del 3% nos permitió recuperar las pérdidas de empresas que se produjeron por la estabilización de los salarios», explicó Gómez en el desayuno informativo Nueva Economía Fórum.

El vicepresidente primero de CEOE, Arturo Fernández, que presenció el acto, también rechazó esta propuesta de Merkel, al considerar que supondría un «cambio muy radical» y es un «tema más alemán que español». Eso sí, dijo que es algo «a estudiar».

Etiquetas