Economía

TECNOLOGÍA

Windows 7 ayudará a dinamizar las economías, asegura Microsoft en SIMO

Windows 7, el nuevo sistema operativo de Microsoft, está llamado a ser uno de los revulsivos que necesita la economía española, y en particular el sector de las tecnologías de la información, para salir fortalecido de la crisis. La presidenta de la filial española de la compañía, que lo presentó con todos los honores en la jornada inaugural del SIMO 2009, cuando todavía falta un mes para su comercialización entre particulares, destacó que este lanzamiento aporta carga de trabajo a 12.000 empresas nacionales que suman 240.000 empleados y al 60% del empleo del segmento del software en España. "Microsoft emprende ahora la mayor ola de innovación de su historia y lo hace en el momento adecuado", aseveró María Garaña.

Una de las principales señas de identidad del nuevo sistema de Microsoft, Windows 7, es su utilización de carácter táctil en los ordenadores que cuentan con este tipo de pantalla, lo que abre la posibilidad de este tipo de navegación en máquinas que, hoy por hoy, cuestan alrededor de menos de 500 euros. El nuevo sistema operativo se abre en un tiempo de menos de 20 segundos, posibilita de este modo un ahorro de energía aproximado de hasta el 30%, permite trabajar desde casa en un entorno de seguridad y encriptar la información de los dispositivos USB. Por otra parte, los representantes del nuevo software también pusieron de manifiesto el tema de la 'ligereza', pues el sistema operativo también aligera la utilización de forma extraordinaria, porque hasta 50 ventanas pueden permanecer activas sin que se ralentice el funcionamiento del resto de los componentes del aparato.

Mayor compatibilidad

Pero, sobre todo, Garaña dio respuesta a la principal inquietud expresada por los usuarios. Frente a los problemas de operar con su predecesor, Windows Vista, el nuevo sistema operativo exhibe la estrecha implicación de los desarrolladores. Si Windows Vista, en su salida al mercado, sólo "se entendía" con 15.000 dispositivos y aplicaciones, antes del lanzamiento de Windows 7 se ha verificado, una por una, la compatibilidad con más de 80.000 dispositivos y componentes.

Microsoft se propone vender 200 millones de licencias hasta el año que viene en todo el mundo y por cada una de ellas se generan 20,5 euros para los socios de la multinacional, según los cálculos llevados a cabo por la consultora especializada IGC. En España, donde este año se venderán algo menos de 5,5 millones de ordenadores personales, la mayoría de ellos tendrán ya la instalación del Windows 7, incluidos aquellos aparatos de coste reducido, que hasta ahora iban provistos del sistema operativo más utilizado, el XP.

La presentación de Windows se produjo en 'SIMO Network' 2009, la renacida feria de las tecnologías de la información (fue suspendida el año pasado), que ayer abrió sus puertas en la capital española con un enfoque totalmente profesional y una duración reducida a tres días. Banesto, Intel y Telefónica, entre otros socios, acompañaron a Microsoft en este lanzamiento del Windows 7.

A la inauguración también asistió el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros. El certamen, que no se celebró durante el año pasado a causa de la recesión económica, fue inaugurado por el príncipe Felipe de Borbón, que volvió a demostrar su apoyo a las nuevas tecnologías de la información y, especialmente, al SIMO.

Etiquetas