Despliega el menú
Economía
Suscríbete

REACCIONES AL PLAN DE AJUSTE

Más cerca de la huelga general

"La quiebra de confianza (en el Ejecutivo) se está consolidando e instalando entre nosotros", ha advertido Fernández Toxo, lo que "va a derivar en el establecimiento de un clima de confrontación social importante".

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, advirtió de que si el Gobierno impone por decreto una reforma laboral "será motivo más que suficiente para una huelga general" al tiempo que aseguró que hoy, tras aprobarse los recortes del gasto, "hay más razones que ayer" para convocarla.

En rueda de prensa, Ferrer anunció por otra parte que su sindicato y Comisiones Obreras estudian convocar para el próximo 8 de junio, en coincidencia con la huelga del sector público, movilizaciones en toda España para que la sociedad pueda expresar su rechazo a la "agresión" cometida con el decreto de recortes no sólo a funcionarios sino también a pensionistas y dependientes.

"Que las calles de todo el país se inunden contra el decretazo consumado ayer", señaló Ferrer, quien calificó el plan aprobado por el Consejo de Ministros como un "atentado" contra los resultados del Diálogo Social conseguidos en la anterior legislatura.

En este sentido, dijo que "pone en riesgo" el futuro del proceso de negociación de la reforma laboral, de la que prevé un desenlace la próxima semana, ya que los sindicatos "no tienen interés en dilatar ningún plazo".

Advirtió de que las reformas estructurales que busca la patronal en el mercado de trabajo suponen precarizar el empleo, con abaratamientos del despido, recortar derechos a los trabajadores, y alertó de que si la CEOE "sigue persistiendo en estos temas, se aleja del acuerdo".

También si el Gobierno cree que puede acometer medidas unilaterales tendrá en frente al sindicato y será el responsable de una respuesta general y masiva, aseveró.

De esta forma respondió a las declaraciones del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, cuando esta mañana hacía responsables de una reforma laboral por decreto a la falta de acuerdo de patronal y sindicatos.

Ferrer recordó que es el ministerio el que "debe estimular la negociación y no hablar de imposiciones", y fue contundente al asegurar que "el Gobierno no saque la pelota de su campo".

No obstante, dijo que es "fundamental" llegar a un acuerdo sobre protección social a desempleados, medidas para impulsar el empleo de los jóvenes, fórmulas de contratación con reducción de jornadas y para potenciar los Servicios Públicos de Empleo.

Sobre la posibilidad de una convocatoria de huelga general en los próximos días, confirmó que UGT entiende que la "agresión y el recorte antisocial enmarca la situación en una fase de respuesta de carácter general, que incluye cualquier tipo de acción".

Eso sí, advirtió de que "nadie impone los tiempos ni las razones" a los sindicatos para hacer un paro en todo el mercado laboral.

Además, insistió en que el paro del sector público del 8 de junio debe ser "masivo" y añadió que una de las razones que tendrían en cuenta los máximos órganos del sindicato para convocar una huelga general es que "se intente recortar los derechos laborales y sociales a través de un decretazo en materia laboral".

Desde CC. OO.

El secretario general de CC. OO., Ignacio Fernández Toxo, ha pronosticado que "probablemente" se convoque una jornada de huelga general en España a causa del giro de la política económica y laboral del Gobierno a favor de "la derecha económica, de la especulación financiera y de los llamados mercados".

En declaraciones a los periodistas antes de inaugurar una asamblea de CC. OO. en Alicante, Fernández Toxo ha defendido la actuación "rigurosa" de su organización al no haber convocado un paro así hasta ahora ya que "un escenario de huelga general no deja de ser un drama, aunque a veces sea necesaria".

"Hubiera sido tremendamente fácil liarnos la manta a la cabeza y, a las primeras de cambio, convocar una huelga general", ha apuntado antes de agregar que, pese a que "probablemente la vivamos", un paro de estas características no generará "ninguno de los empleos que se necesitan en el país".

Sin embargo, ha recalcado que la actual "reorientación de la política del Gobierno", con el primer paso del plan de ajuste aprobado ayer por el Consejo de Ministros, supone perjudicar las pensiones, los salarios de los funcionarios y aumentar los retrasos en la aplicación de la Ley de Dependencia.

"La quiebra de confianza (en el Ejecutivo) se está consolidando e instalando entre nosotros", ha advertido Fernández Toxo, lo que "va a derivar en el establecimiento de un clima de confrontación social importante".

Etiquetas