Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS

Una oleada de nuevos ERE eleva a más de 20.000 los trabajadores afectados en Aragón

Del 1 al 19 de enero se presentaron a la Dirección de Trabajo otros 40 expedientes de regulación de empleo

Los expedientes de regulación de empleo (ERE) presentados en Aragón al cierre de 2008 eran 302 y 19.993 los trabajadores afectados. A esta cifra hay que sumar ahora 506 empleados más incluidos en los otros 40 ERE tramitados, a razón de dos diarios, del 1 al 19 de enero de este año. Según estos datos, proporcionados por el Ejecutivo autónomico, fundamentalmente en diciembre y enero esta espiral no ha dejado de crecer y seguirá incrementándose en los próximos meses.

Una gran parte de los 20.499 trabajadores afectados por los ERE hasta el 19 de enero pertenecen al sector de la automoción, que está viviendo ahora una nueva oleada de expedientes después de que Trabajo autorizara el segundo para General Motors el pasado 9 de enero.

Los casos de Brembo y Valeo Térmico son solo algunos de los primeros ejemplos de la segunda tanda de ERE de regulación de empleo que afectarán a las empresas auxiliares del automóvil. En el primer caso, la dirección ha anunciado 90 días de suspensión para la mayor parte de la plantilla, que casi no ha digerido todavía el primer ERE de extinción que acabó con 23 despidos. En el segundo de los casos, el ERE de 91 días presentado por la empresa también es para todo el personal, cuando 130 empleados están todavía sufriendo el primer expediente de suspensión de seis meses. Otro caso es el de Lear, para la que Trabajo autorizó otro ERE de 17 días el pasado 22 de enero y que forma parte de esta segunda tanda de expedientes, que puede no ser la última como señaló el consejero de Economía, Alberto Larraz, al hablar, hace diez días, de la necesidad de un tercer ERE en la planta de Figueruelas: “Va a haber necesidad de otro expediente y tendremos que discutir”, dijo.

“Tenemos un ERE abierto de 50 días de suspensión hasta junio. Esperemos que no haga falta ninguno más, aunque estamos muy preocupados por la situación de nuestro grupo en España” manifestó Óscar Castillo, presidente del comité de empresa de Johnson Controls Alagón.

En esta espiral de expedientes, “lo verdaderamente temible”, según Manuel Pina, de la Comisión Ejecutiva de CC. OO. Aragón, es que “en seis meses los que ahora son de suspensión, si no se reactiva la producción, pasen a ser de extinción”, con el problema añadido de que si la Administración no toma ya cartas en el asunto, bastantes trabajadores habrán consumido buena parte de los meses que tenían de prestación por desempleo. En este sentido, recuerda la reivindicación del sindicato de no computar el paro ya consumido al personal afectado por los ERE. “Pedimos a Trabajo que estudien mucho más y de forma exhaustiva los expedientes que les llegan, ya que los que se presentan por motivos económicos tienen que demostrar hasta tres años de pérdidas, mientras que en los que alegan razones de producción, entra todo”. Asimismo, este responsable de CC. OO Aragón pidió más recursos para la autoridad laboral: “Está claro que la crisis ha venido muy rápido y todo el ámbito de Trabajo necesita un refuerzo”, apostilló.

Críticas a la DGA

“En el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) están saturados con tanto expediente como tuvieron que tramitar en 2008. Este año tendrán más y, sin embargo, los presupuestos de la comunidad recogen un incremento cero para este organismo”, denunció el hasta ahora responsable de Formación y Empleo de CC. OO. Aragón, Andrés Esteban. A su juicio, la DGA no está respondiendo ya que destina los mismos recursos a la formación que en 2007 y pierde así la oportunidad de aprovechar los meses de suspensión de actividad productiva en las empresas para aumentar la cualificación de los trabajadores. “El presupuesto del Inaem_para formación en 2009 ha sido congelado. Los recursos son los mismos que en 2007 cuando las necesidades son mucho mayores”, afirmó. Además, criticó que para disminuir el impacto de los ERE aún no se haya puesto en marcha la medida de que no cuenten como paro los meses que se consuman por suspensión de actividad.

Etiquetas