Despliega el menú
Economía

CONSUMO

UAGA denuncia a Carrefour por vender aceite de oliva virgen por debajo del precio de compra al proveedor

Los agricultores de Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña y Murcia también han pedido que se investiguen las prácticas comerciales de esta cadena.

El sector olivarero atraviesa un complicado momento.
UAGA denuncia a Carrefour por vender aceite de oliva virgen por debajo del precio de compra al proveedor
J. L. PANO

Los servicios jurídicos de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA-COAG) presentaron ayer en los servicios de consumo del Gobierno de Aragón una denuncia contra Carrefour, cadena de distribución a la que acusan de "vender a pérdidas" -por debajo del precio de compra al proveedor- aceite de oliva virgen extra de su marca blanca. Una práctica prohibida por la ley de comercio.

No es la única unión integrada en COAG que ha decidido acudir a las autoridades de consumo. También se han presentado denuncias en Castilla-La Mancha, Andalucía, Cataluña y Murcia. Y en todas ellas se ha adjuntado como prueba un folleto publicitario de Carrefour en el que se oferta este producto a 1,76 euros litro, "cuando el precio medio en origen no se ha situado nunca por debajo de esta cifra en ningún momento del año 2010 ni en lo que llevamos de 2011", explicó ayer Bernardo Funes, responsable del sector del olivar en la comisión ejecutiva de UAGA. Incluso el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino sitúa los costes medios de producción en 2,49 euros por kilo.

Funes, que también es secretario provincial de la organización agraria en Teruel, detalló que con las denuncias se ha solicitado una "investigación exhaustiva" de dicha oferta, porque "o bien se está vendiendo a pérdidas o por el contrario se está vendiendo como aceite de oliva extra un producto que no corresponde a lo etiquetado", detalló. En cualquier caso y a la espera de lo que resuelva la autoridad competente en materia de consumo, Funes insistió en la necesidad de poner freno a "las continuas prácticas abusivas de la gran distribución".

Prestigio y precio

Aunque a priori pudiera parecer que esta práctica no perjudica a los agricultores, Funes insistió en que son muchos los daños que provocan a un sector que "lo está pasando muy mal".

Recordó que durante esta campaña el productor ha cobrado el kilo de aceituna a entre 0,36 y 0,41 céntimos de euro, cuando la rentabilidad se sitúa en el umbral de los 0,60 euros el kilo. Y si además el distribuidor reduce el precio de venta al público "al final termina por hundir también el precio pagado al olivarero", detalló Funes, que criticó además que se banalice la imagen de un producto de prestigio al utilizarlo como reclamo para el consumo.

Etiquetas