Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LABORAL

Trabajadores de BSH-Balay se movilizan ante el "bloqueo" del convenio colectivo

El presidente del Comité de Empresa de la factoría de La Cartuja, Javier Lailla, cuantificó en unos 400 los trabajadores que han secundado esta concentración.

Los trabajadores de las plantas de La Cartuja y Montañana de BSH-Balay se concentraron en las oficinas de la compañía en la Plataforma Logística de Zaragoza (PLAZA) ante la situación de "bloqueo" en la negociación del convenio colectivo de la empresa, que se inició hace un año.

El presidente del Comité de Empresa de la factoría de La Cartuja, Javier Lailla, cuantificó en unos 400 los trabajadores que han secundado esta concentración. Añadió que los trabajadores de las dos plantas han realizado paros de cuatro horas en cada uno de los tres turnos de producción.

Lailla criticó que la empresa mantenga una postura de "bloqueo de las negociaciones" ya que la última reunión la mantuvieron hace más de mes y medio, el 4 de diciembre de 2008, y los comités de las dos plantas --que se rigen bajo el mismo convenio-- no han sido citados para ninguna otra reunión.

El presidente del Comité de Empresa de la factoría de La Cartuja insistió en que "el único lugar donde se puede solventar este conflicto es la mesa de negociación de convenio".

Aunque a día de hoy no hay acuerdo definitivo entre las partes en ninguno de los puntos del convenio, Lailla apuntó que son dos los aspectos en los que la negociación está especialmente encontrada: el complemento de Incapacidad Transitoria (IT) y las medidas de flexibilidad.

Según relató, la empresa quiere suprimir el complemento de IT que recoge el convenio vigente, y que, en caso de baja, complementa la prestación de la Seguridad Social hasta el cien por cien del salario base del trabajador.

La postura del Comité es que la política de seguridad laboral de la empresa debe encaminarse en mejorar los mecanismos de prevención y no en reducir las prestaciones de los trabajadores con baja temporal.

A juicio de Lailla, la dirección no puede alegar un alto absentismo para promover esta medida, ya que las plantas zaragozanas tienen un índice de absentismo del 3,6 por ciento, "que firmarían el 90 por ciento de las empresas españolas", con tasas de morosidad por encima del 6 por ciento en muchas compañías del sector, añadió.

Sobre las medidas de flexibilidad, Lailla señaló que los Comités han negociado con la dirección las medidas de flexibilidad laboral necesarias para afrontar un descenso de producción durante el año 2009, pero no están dispuestos a que estas medidas se incluyan en el convenio laboral con vigencia para varios años, como quiere la empresa, comentó.

La producción actual de la empresa está situada en el "límite" de seguir necesitando a la totalidad de la plantilla a tiempo completo. En caso de producirse un descenso de producción, Lailla espera que pueda subsanarse con las medidas ya acordadas. Hasta la fecha, la empresa no ha realizado ninguna propuesta de Expediente de Regulación de Empleo.

Etiquetas