Despliega el menú
Economía

VISITA DEL DIRECTOR DEL FMI

Strauss-Kahn tiene una "enorme confianza" en España

El presidente Rodríguez Zapatero se ha reunido esta mañana con el director del FMI, Strauss-Kahn para hablar de las últimas reformas del Gobierno.

Zaptero y Strauss-Kahn se dan la mano antes de la rueda de prensa posterior a la reunión
Strauss-Kahn tiene "enorme confianza" en España y valora medidas de ajuste
JUAJO MARTóN. EFE

El director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, aseguró que tiene una "enorme confianza" en la economía española y valoró las medidas que ha adoptado el Gobierno para frenar la crisis, a las que calificó de "muy eficaces". Así lo aseguró tras una reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Palacio de la Moncloa, durante poco más de una hora, y en la que el jefe del Ejecutivo le detalló las diferentes reformas puestas en marcha por el Gobierno español.

Strauss-Kahn dijo que estas medidas serán de "enorme utilidad" en el futuro y que podrían sentar las bases para el crecimiento de la economía española en las dos próximas décadas, al tiempo que aseguró que la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo "va en la buena dirección". "Aplaudimos las decisiones del Gobierno español", aseveró tras añadir que la reforma del mercado laboral "es crucial y fundamental" para tener un mercado de trabajo "más eficaz".

No obstante, puntualizó que habrá que esperar a la implantación de estas medidas, igual que al efecto que tendrán las relativas para mantener la consolidación fiscal en España, al tiempo que señaló que "siempre se pueden mejorar".

"Gran potencial" de crecimiento

En este sentido dijo que la economía española tiene un "gran potencial" de crecimiento y confía en que el déficit público español se reduzca "muy rápidamente".

Al respecto, dijo que otros países europeos han preferido procesos de consolidación "más graduales", ya que puntualizó que "hay que establecer la sostenibilidad fiscal, pero a distinto ritmo según la situación de cada país".

Rodríguez Zapatero apuntó que el Gobierno tiene "determinación plena" para hacer efectivas todas las reformas estructurales anunciadas en diciembre, para demostrar que "España puede superar la crisis con energía renovada y más fortalecida".

Sobre el proceso de ajuste de consolidación fiscal y crecimiento, indicó que si el Ejecutivo "acierta" en las reformas y éstas tienen la fuerza esperada, su impacto "no debería de afectar a la recuperación económica y el mantenimiento del crecimiento que existe desde el primer trimestre".

Aseguró que el Gobierno no prevé otras medidas después de las tomadas contra el déficit y dijo que confía en que el proceso de consolidación fiscal va a dar resultados positivos.

Recordó que la reforma del mercado laboral supone el cambio "más importante de todo el período democrático", al tiempo que recordó que todavía quedan por acometerse las reformas en el sector servicios, para abrir la competencia, en el sector energético, para garantizar el coste adecuado de la energía, y en la educación y la formación profesional.

Preguntado Strauss-Kahn si ha recibido una invitación similar a la española desde Portugal para conocer la situación económica del país luso, dijo que "no" aunque estaría "encantado" de visitar Lisboa.

En este sentido, añadió que aunque entre España y el país vecino existan vínculos culturales e históricos la situación de sus economías "no es comparable".

Asimismo se refirió a la situación económica internacional cuando aseveró que "sería un milagro que después de dos años y medio (de crisis) estuviera todo como siempre, recuperado y sin dificultad".

En cuanto a las fluctuaciones en el cambio euro-dólar en las últimas semanas, Strauss-Kahn explicó que "lo impresionante es la velocidad" con la que la moneda europea se ha depreciado.

Zapatero insistió, al respecto, en que lo mejor para tranquilizar a los mercados es aportar transparencia con la publicación de los denominados "test de estrés", que miden la capacidad de resistencia de las entidades financieras en entornos difíciles.

"El cese de los rumores ayuda a los mercados", aseveró tras añadir que no le preocupan los rumores porque al final se imponen los datos objetivos.

Strauss-Kanh consideró que los elevados déficits públicos de los países europeos no tienen que ver sólo con los planes de estímulo acometidos por los Gobiernos, sino "por la crisis económica en sí", que, dijo, es la causa por ejemplo del aumento del gasto en la cobertura social en subsidios por desempleo.

Explicó que tan sólo el 4% del aumento del ratio medio de deuda del PIB europeo que durante la crisis pasó de un 80% a un 120% "se debe a los paquetes de estímulo fiscal".EFE

Etiquetas