Despliega el menú
Economía

EMPRESAS

Sirasa cumple 10 años con 250 trabajadores y 61 millones de facturación

En estos diez años, ha concluido 105 proyectos de regadíos, con 68.800 hectáreas (13.491 de nueva creación y 55.300 en modernización y mejora) y con una inversión de 250 millones de euros.

La empresa pública Sociedad de Infraestructuras Rurales Aragonesas, Sirasa, cumple este mes de noviembre diez años con 250 empleados desde los 35 con los que comenzó a operar y una facturación en 2010 de 61,8 millones de euros, y con saldo positivo en todas sus anualidades.

Para celebrar el décimo cumpleaños de esta empresa del Gobierno de Aragón, el Departamento de Agricultura ha organizado una serie de actos de esta empresa instrumental que se encarga de ejecutar obras y proyectos agrícolas (regadíos o concentraciones parcelarias); de gestionar servicios agrícolas y ganaderos (recogida de cadáveres o promoción agroalimentaria, y de desarrollar negocios relacionados.

Así, se han programado las jornadas 'Regadío, clave para el desarrollo' los días 29 de octubre y 11 y 25 de noviembre; otras sin fecha cerrada, pero que serán en enero, sobre ganadería, y varias reuniones con sectores relacionados como denominaciones de origen, regantes o ganaderos.

Además de visitas a las instalaciones de Sirasa; la edición de dos libros, uno sobre ganadería y otro con las cien obras más importantes de la empresa pública, y la apertura de su nuevo centro logístico.

El consejero de Agricultura, Gonzalo Arguilé, y el director gerente de Sirasa, José María Sallán, han presentado estos actos y han hecho balance de la actuación de esta empresa en su primera década de vida.

En estos diez años, ha concluido 105 proyectos de regadíos, con 68.800 hectáreas (13.491 de nueva creación y 55.300 en modernización y mejora) y con una inversión de 250 millones de euros.

El llamado servicio de recogida de subproductos animales, que cuenta con más de cien trabajadores y 65 vehículos, ha retirado entre 2004 y 2009 unos 221 millones de kilos y ha atendido un millón de avisos telefónicos de 10.500 clientes ganaderos.

El 99 por ciento de los requerimientos de recogida se cumple en el plazo máximo obligatorio de 48 horas y el servicio recibe una nota media por parte de los ganaderos de 8,5, además de ser el segundo más barato de España.

Asimismo, en Sirasa funciona una oficina de atención al regante que ofrece predicción meteorológica; información sobre las necesidades hídricas por cultivos y programas de gestión; asesoramiento para conseguir ahorros de hasta el 30 por ciento, y cursos de formación, y que tiene más de 2.000 usuarios registrados.

De Sirasa depende también el Centro de Interpretación de la Agricultura y el Regadío, con más de 30.000 visitas desde su apertura y con actividades y contenidos dirigidos a toda la familia.

Arguilé ha hecho referencia en su intervención a algunas de las crisis más importantes a las que ha tenido que hacer frente la empresa desde su formación, como la de la Encefalopatías Espongiformes Bobinas (EEB) que obligó a poner en marcha el servicio de recogida de cadáveres y a implantar un servicio de vigilancia para la cadena de sacrificio.

Otro de los pasos difíciles fue gestionar el desacoplamiento de los pagos de la PAC en 2003, para lo que se puso en marcha el SIGPAC para hacer frente a esta "difícil transición".

Especial hincapié ha hecho en la tarea que lleva a cabo Sirasa en cuanto a regadíos, puesto que su actuación ha dado "confianza y seguridad" a las obras que hasta ese momento ejecutaban las comunidades de regantes.

Gracias a su buena gestión, ha dicho Arguilé, la empresa cuenta con certificaciones de calidad y medioambientales, como la ISO 9.001, la ISO 14.001 y la OHSAS 18.001 sobre riesgos laborales.

Además, recientemente ha obtenido la FQM en la modalidad sello de oro, reconocimiento que sólo tienen en Aragón Sirasa e Ibercaja.

Etiquetas