Despliega el menú
Economía
Suscríbete

nuevo PRESIDENTE DE LA CEOE

Joan Rosell, elegido nuevo líder de la patronal

El empresario catalán insta a "reconvertir" la administración en su estreno como presidente de la patronal española.

El líder de la patronal catalana Fomento del Trabajo llevará ahora las riendas de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales.
Joan Rosell, elegido nuevo líder de la patronal
JUANJO MARTíN/EFE

No hubo sorpresas. Joan Rosell será el presidente de CEOE durante los próximos cuatro años, en sustitución de Gerardo Díaz Ferrán. El empresario catalán logró 444 votos de los 710 escrutados (el 62,5%), frente a los 247 conseguidos por su único contrincante, Santiago Herrero. Sus primeras palabras como patrón de patronos fueron para reclamar la colaboración de todos, y de esta forma evitar el tan temido resquebrajamiento dentro de la Confederación.

"No soy advenedizo y no es el momento de poner CEOE patas arriba", indicó Rosell. Sus primeras decisiones en el cargo así lo demostraron. El líder de los empresarios madrileños, Arturo Fernández; el máximo responsable de Cepyme, Jesús Terciado y el actual secretario general de la organización, José María Lacasa, -todos ellos cercanos a Díaz Ferrán- serán sus más estrechos colaboradores. Además, el hasta ahora líder de la patronal seguirá ligado a la Confederación, ya que ocupará la presidencia de la Fundación, a no ser que "mucha gente" esté en contra.

En su discurso de investidura, Rosell tampoco marcó distancias con su predecesor en uno de los temas más polémicos: el despido de funcionarios. "Debemos salvar nuestro Estado del Bienestar haciendo todas las reformas que deban hacerse y postergando el bienestar del Estado", señaló y apuntó que cuanto antes se hagan esas modificaciones, será "más fácil digerirlas". En rueda de prensa aclaró que "no hay que tener miedo" a aplicar "reconversiones" dentro de la administración, en una clara referencia a los ajustes de plantilla, porque lo importante es que sea fuerte, pero sobre todo eficiente. En su opinión, el Estado se ha hecho "muy voluminoso" y hay que "identificar y cortar" las sobras en todos los ámbitos. Y es que cree que España no puede continuar en un futuro como si la crisis no hubiese sucedido, porque nada será igual tras la recesión porque el país es "más pobre" y hay que asumirlo.

Las principales directrices del programa electoral de Rosell son "reacreditar la economía del libre mercado, ampliar las bases del diálogo social y construir puentes de entendimiento". También incluyó la necesidad de "convencer al Gobierno" de que las reformas son "la mejor medicina" para salir de la crisis y afrontar el futuro. "Debemos ayudar y aplaudir a los partidos políticos para que hagan lo que tengan que hacer a pesar de que puedan perder votos en el corto plazo", añadió.

El hasta ahora líder de Fomento del Trabajo añadió que el deterioro económico actual ha sido impuesto "tras no pocos errores y ausencia de clarividencias", tanto locales como internacionales.

Señaló que ninguna mejora, tanto económica como social, "puede hacerse sin la empresa y sin los empresarios" y reivindicó la presencia de CEOE en la vida política, ya que es la representante legítima de los empresarios y defiende los interese generales del país. Ante esta tarea destacó que hay que ser "valientes" y estar unidos. "Vamos a construir un presente renovador con los pies firmes en el suelo y la mirada en un futuro confuso", aseguró.

La primera junta directiva, celebrada al término de la asamblea, decidió, en apenas cinco minutos, la reducción "drástica" del número de vicepresidencias (de 21 a un máximo de nueve) y mantener la cifra de consejeros que integran el comité ejecutivo (46).

Último discurso

Los centenares de empresarios que acudieron al acto acogieron sin mucho entusiasmo el discurso de Gerardo Díaz Ferrán. El hasta ahora presidente de la patronal no perdió la oportunidad para lanzar un dardo al gabinete de Rodríguez Zapatero en su última comparecencia. Aseguró que si el Ejecutivo hubiese adoptado con mayor rapidez las propuestas de los empresarios, se habría evitado el actual grado de "deterioro" de la economía y la recuperación estaría más próxima. Explicó además que algunas de esas medidas han sido adoptadas por el Gobierno de forma "parcial y tardía". Declaró que el presidente del Gobierno ha pecado de que primero negó la crisis y luego la ha gestionado "mal".

Díaz Ferrán pidió disculpas por los errores cometidos en sus negocios personales (Air Comet, Seguros Mercurio y Viajes Marsans), pero aseguró que estos nunca han afectado al devenir de CEOE. "El capitán puede tener problemas y los tiene, pero el barco navega a velocidad crucero", apuntó. Entre las frustraciones con las que cargará está el fracaso del diálogo social y el bloqueo de la negociación colectiva.

Con la vista puesta en el futuro, Díaz Ferrán afirmó que con la elección del nuevo presidente, la Confederación comienza una nueva etapa, en la que está adecuada a los tiempos, es independiente, transparente, participativa y tiene mayor grado de profesionalidad. Para concluir su intervención dijo: "No me despido de vosotros porque nunca me despido de los amigos".

Etiquetas