Economía

PRESUPUESTOS 2010

Rajoy ve la subida de impuestos "perjudicial, innecesaria y profundamente insolidaria"

"Perjudicial, innecesaria y profundamente insolidaria" con las clases medias trabajadoras. De esta forma definió el presidente del PP, Mariano Rajoy, la subida de impuestos anunciada el pasado sábado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Además, aseguró que la hace "exclusivamente para tapar los agujeros que ha creado con una subida disparatada del gasto público". En este sentido, el coordinador de Economía de los populares, Cristóbal Montoro, acusó al presidente del Gobierno de ser el culpable de la crisis económica, de estar arruinando al Estado, al "meter la mano en la caja de todos y tirar la casa por la ventana".

Bajo el eslogan 'Más empleo, menos impuesto' y ante cerca de 30.000 personas según la organización, Rajoy intervino en un mitin en la localidad sevillana de Dos Hermana. Allí, indicó que el Gobierno central "busca que sus chapuzas las paguen los españoles, cuando lo que debería es ahorrar y gastar menos". Y sobre la subida de impuestos, añadió que "ni se justifica ni tendría que hacerse".

Además, el presidente del PP acusó al Gobierno y a su presidente de llevar dos años instalados en un "carrusel de mentiras, soberbia, dogmatismo, chapuza e improvisación". En este sentido, añadió que la soberbia de Zapatero le ha llevado a ignorar a las autoridades económicas de todo el mundo e incluso a miembros de su partido como el ex ministro de Economía Pedro Solbes, en lo que a crisis económica se refiere. Ante los gritos de los asistentes, que clamaban 'Zapatero embustero' o 'Zapatero dimisión', Rajoy aseguró que las "mentiras" del presidente y de su "trompetería triunfal" han llevado a que más de cuatro millones de españoles, gran parte de ellos jóvenes, no tengan trabajo y a que las entidades bancarias no puedan dar créditos.

El Gobierno crea divisiones

Mariano Rajoy aprovechó este momento para remontarse al final del último mandato del PP en España, cuando, a su juicio, España era un país con una economía ejemplar y con las cuentas "saneadas". Así, se preguntó cómo ahora puede ser el único país de la zona euro que esté en recesión y con tasas de paro que "rompen todos los registros". "El culpable de ello es José Luis Rodríguez Zapatero", aseguró. Y en la misma línea, el máximo dirigente del PP afirmó que el sectarismo del Gobierno hace que el país se divida y que no haya cabida "para la inmensa mayoría de la clase media".

La mentira fue la gran protagonista del discurso del líder de los populares. En este sentido, Rajoy dijo que la quinta esencia de la "gran mentira" es que la subida de los impuestos tiene una finalidad social y que los que más pagarán serán los que más tienen. "Que no hable de solidaridad porque no es dinero para cubrir necesidades sociales sino para cubrir sus errores y chapuzas". "Va a subir hasta el IVA de las chuches", dijo en referencia a la subida del Impuesto de Valor Añadido.

Ante esta situación, Mariano Rajoy dijo que su partido no va a apoyar "políticas disparatadas" y que la alternativa de gobierno es el PP. "España necesita un cambio de política y lo necesita con urgencia porque de esta crisis se puede salir con el resto de países de la UE", afirmó antes de considerar que el Gobierno de la Nación tiene que hacer para ello "exactamente lo contrario" de lo que está haciendo en la actualidad.

"Con el PP, esto no pasaría"

Finalmente, el popular también tuvo palabras de agradecimiento para todos los asistentes, que, tal y como aseguró, le dan fortaleza y "gasolina" para conseguir que España sea el "gran país que todos queremos que sea". Entre los asistentes se encontraba también el coordinador de Economía del Partido Popular, Cristóbal Montoro, quien acusó al líder del Ejecutivo de ser el responsable de la crisis económica y social que atraviesa España además de haber "arruinado al Estado, metiendo la mano en la caja de todos y tirando la casa por la ventana".

En la misma línea que Rajoy, este dirigente popular también criticó que el Gobierno suba los impuestos alegando que solamente saldrán perjudicadas las rentas más altas, "cuando impuestos como el IVA afectan por igual a todos los ciudadanos". En este sentido, aseguró que con su partido, "ésto no estaría pasando", porque "se habría dicho la verdad sobre la crisis, se habría practicado la austeridad en el gasto público, se habrían bajado los impuestos a las pymes y a las familias y estaría en marcha las reformas estructurales que necesita nuestro país".

Etiquetas