Despliega el menú
Economía
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesAragón confirma 41 contagios, 11 menos, sin fallecidos

REFORMA DE LAS PENSIONES

Rajoy está dispuesto a «dialogar»

CiU aplaude la reforma, pero IU considera que es un «gravísimo recorte de las jubilaciones futuras».

Mariano Rajoy, ayer en un acto del PP en la localidad conquense de Daimiel.
Rajoy está dispuesto a «dialogar»
MARIANO CIEZA ROMERO/EFE

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, mostró ayer su disposición a dialogar y a llegar a entendimientos sobre la reforma de las pensiones y pidió al Gobierno que esta decisión se tome «con el acuerdo de todas las fuerzas políticas», algo que, a su juicio, sería positivo porque estas medidas «deben quedar fuera del debate político».

Rajoy reclamó a José Luis Rodríguez Zapatero que en la tramitación del proyecto de ley de la reforma de las pensiones en las Cortes el Gobierno tenga la «misma voluntad de diálogo y de consenso» que el PP muestra «hoy aquí». «Estoy dispuesto a hablar y dialogar sin tener posiciones cerriles sobre el tema de las pensiones», señaló Rajoy. Así, el responsable nacional del PP dijo que su partido «quiere hablar y consensuar» y «construir» para que las pensiones estén garantizadas para muchos años.

El presidente del PP añadió que para mejorar el sistema de pensiones y poder ampliar la cuantía de las mismas es necesario generar empleo, por lo que volvió a mostrar su rechazo a la congelación de las pensiones porque le parece una reforma «profundamente injusta» y no había ninguna necesidad de haberla hecho.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, rechazó que la reforma acordada con los agentes sociales tenga como fin reducir la cuantía de las pensiones futuras. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros dijo que el objetivo es que las personas trabajen más tiempo y coticen más. Esto supondrá que habrá mas ingresos y menos gastos, precisó Gómez.

El ministro también celebró que el acuerdo haya supuesto después de dos años y medio que el diálogo social «vuelva a dar frutos». En el mismo sentido, el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, felicitó a las partes y dijo que el trabajo ha sido «especialmente complejo» y tuvo en cuenta el «equilibrio financiero, asegurando los ingresos y los gastos».

«Ejercicio de responsabilidad»

También se mostró a favor del acuerdo el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, para quien la reforma garantiza la sostenibilidad del sistema. También elogió el «ejercicio de responsabilidad» de los sindicatos, que «merece el reconocimiento y aplauso de CiU, y más teniendo presente que han hecho aportaciones muy positivas».

Los grupos de la izquierda parlamentaria, sin embargo, reprocharon al Ejecutivo la reforma. Uno de ellos, Izquierda Unida, que en palabras de su coordinador federal, Cayo Lara, supone un «gravísimo recorte de las jubilaciones futuras», algo que parece una «premonición» de lo que reclamó el ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán el pasado octubre, cuando dijo que para salir de la crisis hay que «trabajar más y cobrar menos».

Etiquetas