Despliega el menú
Economía
Suscríbete

VOTACIÓN EN EL CONGRESO

Rajoy dice "simple y claramente no" al decreto que Salgado tacha de "imprescindible"

"Simple y claramente no, eso es lo que dice el PP al decreto", exclamó Rajoy, mientras que la vicepresidenta económica ha pedido a los grupos que apoyen las medidas de recorte que ha considerado "imprescindibles y urgentes".

El líder del PP, Mariano Rajoy, confirmó el voto en contra de su formación al decreto-ley antidéficit del Gobierno por considerar que es "improvisado, insuficiente e injusto". Además, dijo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ni "merece" ni "está en condiciones" de pedir el respaldo del Grupo Popular porque se ha convertido "en el principal problema de la economía española".

"Este decreto-ley simboliza el fracaso de toda su política y no solo la económica y, desde luego, mi grupo parlamentario no va a contribuir con su voto a que su problema, el principal de la economía española, usted, siga ahí. Y si otros lo hacen será su responsabilidad, la nuestra está muy clara", enfatizó Rajoy.

En su discurso cargó duramente contra el jefe del Ejecutivo, al que acusó de convertirse en el "principal problema de la economía española" por "su peculiar" manera de actuar. Según destacó, Zapatero "es la principal fuente" de la desconfianza que hay en España porque "no se le ve plan global de actuación ni intención de procurar la salida de la crisis". Las palabras de Rajoy provocaron una cerrada ovación de sus diputados, puestos en pie, salvo el ex ministro Juan Costa.

Por su parte, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, ha pedido hoy a los grupos parlamentarios que apoyen las medidas de recorte propuestas por el Ejecutivo que ha considerado "imprescindibles y urgentes", así como determinantes para el desarrollo de la economía en los próximos años.

Salgado, en su intervención inicial ante el pleno del Congreso en defensa del decreto de reducción del déficit, ha dicho que, aunque los indicadores económicos presentan una tendencia a la mejoría y España se ha incorporado desde comienzos de año a la recuperación de la economía mundial, ésta no está exenta de riesgos.

Ha reiterado que las dos preocupaciones principales del Ejecutivo son el paro, "objetivo -ha dicho- absolutamente prioritario", y la reducción del déficit, "condición imprescindible para impulsar la actividad económica y el empleo", ha subrayado.

Otro Pacto de Estado que "destrozar"

El líder de la oposición denunció que el Ejecutivo haya aprobado un decreto que "deposita en los más débiles las consecuencias del despilfarro irresponsable del señor Rodríguez Zapatero", como los pensionistas, que no tienen "ninguna capacidad de defenderse" y "no pueden hacer huelga".

A su entender, los 1.500 millones que el Gobierno quiere ahorrar con la congelación de las pensiones se podrían recortar de otras partidas presupuestarias. "*De verdad no había 1.500 millones de euros en los Presupuestos Generales, de verdad que no los había? --se preguntó--. Los hay".

Además, censuró que el Ejecutivo se permita "toca las pensiones por su cuenta" y romper el Pacto de Toledo. "Zapatero ha destrozado el acuerdo, otro pacto de Estado que destroza. Ni siquiera han intentado hacer todo lo que era posible para evitar el recorte de los gastos sociales", aseveró.

"Reducir el déficit pero no así"

Nada más subir a la tribuna de oradores ya anticipó que el Grupo Popular va a votar en contra del recorte social. "Simple y claramente no, eso es lo que dice el PP al decreto", exclamó, tras calificarlo de "improvisado, insuficiente e injusto".

También le recriminó que haya "despilfarrado" 13.000 millones del Plan E en hacer aceras nuevas por toda España cuando con ese dinero, recalcó, no habría "necesitado tocar el bolsillos de los funcionarios y hacer un decreto tan injusto".

Rajoy acusó al presidente del Gobierno de "faltar a la verdad" por sostener esta semana en el Senado que el PP es el único partido de toda Europa que se opone a reducir el déficit, ya que, según recordó, el pasado año le ofreció un pacto para reducir el gasto en las administraciones públicas que el Gobierno rechazó. En su opinión, hay que reducir el déficit pero "no así" y criticó que Zapatero "no haya encontrado un hueco en su agenda" para abordar este tema con el PP.

El líder de la oposición concluyó su intervención reiterando que su grupo parlamentario no votaría a favor porque el recorte social que plantea del gabinete socialista es "injusto, no crea riqueza ni empleo, se impone y se ha hecho sin hablar con nadie". "Además lo presenta una persona en la que no creemos y que es el peor lastre para la economía española", aseguró.

Etiquetas