Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LOS LUNES AL SOL

"Quiero trabajar, pero no tengo experiencia y no estamos en época de exigir"

Enrique Lahoz Ramos es un joven zaragozano de 25 años que está muy preocupado porque lleva sin trabajo un año y tres meses.

Enrique Lahoz Ramos.
"Quiero trabajar, pero no tengo experiencia y no estamos en época de exigir"
ESTHER CASAS

"He hecho de todo para conseguir un empleo, pero no me cogen ni en los cursillos del INEM", explica con tristeza Enrique Lahoz. Desde que en junio de 2009 terminó su trabajo en el departamento de servicio técnico y postventa de una gran superficie comercial, no ha encontrado trabajo. "Al parecer, no vendían mucho y despidieron a parte de la plantilla- asegura-, y como yo fui uno de los últimos en llegar, fui de los primeros en salir", añade. Estuvo cobrando la prestación por desempleo varios meses y durante ese tiempo "envié mi currículum a empresas de trabajo temporal y a otras, pero no he conseguido nada", explica algo triste.

Enrique estudió un ciclo de grado medio de Equipos Electrónicos de Consumo, una formación que le capacita para trabajar en la instalación y reparación de electrodomésticos, equipos de sonido, televisores y ordenadores, aunque su poca fortuna para encontrar empleo no le ha permitido tener una gran experiencia laboral. "Desde que terminé mis estudios he trabajado en dos empresas: en una realicé tres meses de prácticas y la otra la cerraron", asegura.

Además, explica que ha intentado ampliar sus conocimientos para poder encontrar un empleo y envió varias solicitudes para conseguir plaza en los cursos de formación que imparten el INEM y UGT. "Solicité formarme como carretillero, soldador, montador de placas solares y en el área de Recursos Humanos, pero no he conseguido entrar en ningún cursillo", explica. "Mi cuñado me comentó de algún trabajo para el que se necesitaba gente con formación y traté de lograrla, pero hay pocas plazas y muchas solicitudes, así que no he podido acceder a ello", añade.

Aunque su angustia por la falta de trabajo es evidente, asegura que el salario no es lo más importante para él. "Quiero comenzar en una empresa, formarme, aprender y conseguir algo de experiencia. El sueldo no lo es todo", explica. Sin embargo, como muchos otros jóvenes, sueña con independizarse. "Necesito trabajar, vivo con mis padres y me gustaría irme a vivir con mi novia", asegura. "Para conseguirlo necesito trabajar, me gustaría que fuese de lo mío, pero no son tiempos para poder exigir, así que me conformo con un trabajo, el que sea", dice.

Un 'hobby' con aspiraciones

Con tanto tiempo libre, Enrique aprovecha para 'trabajar' en una afición que para él es todo un sueño, es DJ. "Llevo ocho años sin parar de 'pinchar' en varios locales de Zaragoza", asegura. "Me encantaría poder vivir de ello, pero es muy difícil", añade. Enrique está convencido de que, aunque hay "algunos profesionales de la música que pueden ganar grandes sumas" con su trabajo, abrirse camino en esta profesión es difícil.

"La crisis ha hecho que se cierren un montón de locales en Zaragoza y hay muchos DJ buscando trabajo", asegura. "Yo estuve trabajando en una discoteca y me daba para vivir, pero cambiaron de dueños y toda la plantilla se fue a la calle", comenta. "Ahora he vuelto a mis orígenes, al local donde comencé como DJ, pero el sueldo no es lo mismo", explica. Por ahora, además de 'pinchar' viernes y sábados, se ha lanzado a la producción de música electrónica, y sonríe cuando aclara: "Tengo un equipo en casa".

Etiquetas