Despliega el menú
Economía

EMPRESA

Preacuerdo en Hiab Cranes para 60 despidos e indemnizaciones de 42 días

La dirección presentará también un ERE de suspensión para el resto de la plantilla, que se aplicará uno o dos días a la semana de octubre a diciembre

Las largas negociaciones de ayer y anteayer dieron sus frutos y la dirección y el comité de Hiab Cranes alcanzaron por la mañana un preacuerdo sobre el expediente de regulación planteado por la multinacional. El documento incluye 60 despidos, en lugar de los 90 sobre los que se había venido hablando hasta ahora, y las indemnizaciones, el principal escollo de la negociación, se elevan a 42 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades (frente a los 33 días y 12 mensualidades de la propuesta anterior), según fuentes sindicales. Estas condiciones se mantendrán si se dieran nuevos despidos en el plazo de un año. Además, se creará una bolsa de empleo por la que si la firma contrata a personal durante el próximo año, opte primero por los despedidos. Las salidas se producirían de forma escalonada desde finales de septiembre o principios de octubre.

 

"Como comité vemos que es un preacuerdo muy bueno", aseguró ayer el portavoz, Pedro Zalaya, del sindicato OSTA. "Seguimos pensando que no sobra nadie", añadió, aunque destacó la mejora de las condiciones. Por ello, los trabajadores desconvocaron ayer los paros de protesta que amenazaban con terminar en huelga indefinida.

 

Además del cambio de condiciones del expediente, la dirección planteó otro, en este caso de suspensión, que afectaría al resto de trabajadores, unos 166. La plantilla mantendría el 100% de su salario y pararía uno o dos días por semana desde el 1 de octubre al 31 de diciembre.

Asamblea el sábado

El texto será sometido a votación este sábado, en la asamblea de trabajadores que se celebrará a las 11.00 en la sede de UGT. El comité solo trasladará su aprobación a la compañía si obtiene el visto bueno de la mayoría de la plantilla, recalcó Zalaya.

 

El acercamiento se produce tras mes y medio de discrepancias, desde que la dirección presentara la medida a principios de junio. La multinacional finlandesa justifica el ajuste en la caída del mercado, de hasta un 55%, por la crisis económica que comenzó afectando al sector de la construcción, para el que trabaja el fabricante de grúas hidráulicas.

 

La firma, situada en Malpica, estaba inmersa en un expediente de suspensión desde diciembre del año pasado, que concluía el 30 de junio. Según el preacuerdo alcanzado con la dirección, los trabajadores solo deberán devolver dos días a la empresa de los entre 5 y 7 días que debían, explicó Zalaya.

Etiquetas