Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LA PARADOJA

"Nos suben la pensión y cobramos menos"

La subida del 1% en las pensiones y el salto en el tramo del IRPF, pero -sobre todo- la supresión de la deducción de 400 euros, ha hecho que aumente la presión fiscal sobre los jubilados, que han visto cómo lejos de cobrar más, perciben menos ingresos debido a las retenciones.

De izquierda a derecha, Fructuoso Pérez, Concepción Pozas, D. Morente y Manuel Álvarez. De pie, Giménez.
"Nos suben la pensión y cobramos menos"
J. M. MARCO

La carta remitida por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, a los jubilados sobre la revalorización de sus pensiones ha provocado un enfado generalizado entre los mayores, que califican de "cinismo" que les digan que les suben un 1% la pensión cuando en realidad lo que ocurre es que entonces Hacienda les retiene más y, por tanto, cobran menos cada mes. "Es sangrante. Entiendo lo que pasa, el Gobierno tiene que sacar dinero de donde sea, pero lo indignante encima es que te digan que te revalorizan la pensión", critica la zaragozana Juana Bonafé, que percibe una pensión de clases pasivas al haber sido su marido funcionario del Estado. Si hasta este año sus ingresos eran de 1.170,49 euros, ahora con la subida pasan a 1.182,19, pero al aplicarle la retención se le queda en 1.063, 97, es decir, que en realidad pierde cada mes más de 100 euros de ingresos. "Veremos si nos los devuelven cuando llegue el momento", dice.

 

Lo mismo le pasa a Primitivo Martínez, jubilado de Opel. Al subirle 7 euros, le aumentan la retención y lo que ocurre es que cobra cada mes 31 euros menos. Ha pasado de percibir 1.338 el año pasado a 1.307. "Que me dejen como estoy porque para que me suban un poco y cobrar menos, pues que no me toquen la pensión", señala.

Las más bajas, las más castigadas

Lo peor de todo es que son las pensiones más bajas las que salen más perjudicadas: "No sé cómo quieren que vivamos: la luz nos la han subido, el gas también y menos mal que tengo mi casa pagada porque si tuviera un alquiler de 300 euros, por decir algo, no sé cómo lo haría", se lamenta María Pilar Serrano, que ha trabajado toda su vida en limpieza de pisos pero sin que cotizasen por ella y ahora solo tiene una pensión de viudedad de 600 euros desde que falleció su marido hace cinco años.

Para Juan José Pradas, que ha trabajado de carpintero toda la vida, "no es de recibo que con una pensión para mi mujer y yo de apenas 900 euros, encima nos quiten dinero, porque eso es lo que hacen al final, anuncian que te suben, pero tú lo que ves en la cartilla al final de cada mes es que cobras menos".

 

"¿Nos toman por tontos?", se pregunta Carmen Ayala, autora de una de las muchas cartas al director que este diario ha recibido en protesta por la merma que para los pensionistas ha supuesto la "supuesta" subida de su poder adquisitivo. "La retención es mayor que la subida: cobro menos que el año pasado: han subido los impuestos y en julio lo hará el IVA. ¿Puede explicarme el ministro donde está la mejora?", pregunta.

 

"Me parece insultante que te digan que te suben la pensión y luego te la recorten. No es serio", opina Manuel Alvarez, retirado de la empresa Alumalsa, donde trabajó desde los 15 hasta los 63 años: "Mi pensión era el año pasado de 1.067 euros y ahora cobro 1.003, es decir, me han quitado 64 euros al mes, que se dice pronto". "Esto ha pasado por la bonificación de los 400 euros, ese caramelito electoral que nos dio el Gobierno y que ahora nos ha retirado. No tenía que haberlo dado", explica el funcionario jubilado Dionisio Morente, descontento, porque él también percibirá menos dinero, pero consciente de lo que ha ocurrido este año: "los 400 euros que nos descontaban: 28,50 euros por 14 pagas, ahora ya no lo tenemos; al contrario, nos han elevado la presión fiscal", constata.

Falta información

"Los pensionistas lo que vemos es que a final de mes cobramos menos, dicen que lo devolverán, pero a saber", señala preocupado Ángel Montañés, técnico de mantenimiento de hoteles ya retirado, que dice que lo que habría que hacer antes que subir un punto las pensiones es igualarlas y que el Gobierno cumpliera su promesa de que la pensión mínima fuera de 600 euros porque hay muchas viudas cobrando 400. "Lo peor de todo es la falta de información", asegura María Concepción Pozas, profesora retirada: "Estamos confundidos porque el año pasado se cobraba más y este año un poco menos. Eso el Gobierno tendría que explicarlo", en vez de mandar una carta para quedar bien.

 

"Yo solo sé que cobro menos", confiesa el camionero jubilado Fructuoso Pérez: "Me han subido 13 euros y sin embargo, al final de mes cobro 27,71 euros menos.

 

Para el responsable del Consejo Aragonés de las Personas Mayores (Coapema), Jesús Giménez, hay una gran desinformación. El Gobierno no ha sabido explicar a los jubilados que "su pensión no baja sino que en el bruto les ha sido aumentada, y al ocurrir eso, en la tabla de pensiones, han pasado de no tener retención a tenerla".

M. Llorente

Etiquetas