Economía
Suscríbete

ZONA EURO

Merkel promete ante el Bundestag que su misión será sacar a Europa de la crisis

«El euro no fracasará», afirma tras avalar el Constitucional alemán el plan de rescate griego.

Angela Merkel, canciller alemana, durante su intervención ante el Bundestag.
Merkel promete ante el Bundestag que su misión será sacar a Europa de la crisis
ODD ANDERSEN/AFP

Después de sufrir una serie de fracasos electorales y soportar críticas a su gestión en el combate contra la crisis de la deuda en la zona del euro, la canciller alemana, Angela Merkel, asumió ayer un inédito aire de estadista continental y prometió, ante el pleno del Parlamento Federal, convertirse en la salvadora del proyecto comunitario y de la divisa común, una decisión que calificó como la "misión central" de su Gobierno en la presente legislatura.

Alentada y complacida por una histórica sentencia del Tribunal Constitucional, que confirmó la legalidad del primer rescate a Grecia, aprobada por su Gobierno y que fue anunciada poco antes de que Merkel se dirigiera al pleno del Parlamento, la canciller señaló que ayudaría a Europa a salir de la crisis con el mismo éxito como lo había conseguido Alemania.

"Alemania va tan bien como nunca y nuevamente es la locomotora de crecimiento en la Unión Europea", dijo la canciller al iniciar su discurso y después de enumerar los logros alcanzados por su país. "Sin embargo, Alemania solo puede ir bien si a toda Europa le va bien" insistió al destacar que el futuro y la estabilidad económica de su país es inseparable del futuro de Europa.

"El euro es mucho más que una moneda", recordó Merkel en otro pasaje de su discurso, que fue ovacionado por los parlamentarios de la coalición de Gobierno. "Si fracasa el euro, fracasa Europa. Pero el euro no puede fracasar y no fracasará", prometió, al recordar que la divisa comunitaria es la garante de vida en paz y en democracia en el Viejo Continente.

Crisis de la deuda

No fue todo. La canciller, que se presentó ante el Bundestag vestida con un riguroso traje de dos pieza de color negro, como una señal de duelo ante el fallecimiento de su padre, recordó que la actual crisis de la deuda que vive la zona del euro no se puede resolver con medidas radicales y rápidas, como la creación de los eurobonos y que el continente necesitaba replantearse todas sus reglamentaciones para asegurar que en el futuro, países pequeños como Grecia, que solo supone el 2% de la economía de la zona del euro, pusieran en peligro a todo el grupo de países miembros.

"Tenemos que dejar muy claro a la gente que el problema actual, es decir, una deuda excesiva acumulada durante décadas, no se puede resolver de un solo golpe, con cosas como los eurobonos o la reestructuración de la deuda. ¡No! Este será un camino largo y difícil, pero será uno que sea adecuado para el futuro de Europa", insistió la canciller, al sugerir que había que introducir cambios en el Tratado de Lisboa, para obligar a respetar el Pacto de Estabilidad a los países que no podían o no querían cumplir con sus obligaciones.

En una interesada decisión, Merkel retrasó en casi una hora el comienzo de su intervención para poder conocer la sentencia que pronunció la Corte Constitucional y que era esperada con nerviosismo y preocupación en toda Europa. Aunque la máxima instancia jurídica del país confirmó la legalidad del primer rescate a Grecia, aprobada por el Gobierno que dirige la canciller Angela Merkel, la Corte también advirtió que el Parlamento Federal debía tener una mayor participación en los futuros paquetes de rescate de la zona del euro.

"El recurso de amparo constitucional ha sido rechazado", dijo el presidente de la Corte, Andreas Vosskuhle, durante juna sesión que fue transmitida en directo por varios canales de televisión. El juez admitió que la decisión había sido muy estrecha, pero que no debía interpretarse como un cheque en blanco para que el Ejecutivo saque adelante la participación de Alemania en el segundo paquete de ayuda a Grecia y la ampliación del fondo de rescate financiero.

Etiquetas