Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

Mercadona acuerda la compra de Caladero

La firma de distribución considera provisional su entrada en el capital, del que ya tenía una participación del 16,5%.

Llegada de pescado de la empresa Caladero al aeropuerto de Zaragoza.
Mercadona acuerda la compra de Caladero
HERALDO

Mercadona, la firma de distribución presidida por Juan Roig, anunció ayer que había alcanzado un acuerdo para comprar la empresa aragonesa Caladero. En virtud de este pacto, que aún debe ser aprobado por los organismos de Competencia y contar con las correspondientes autorizaciones administrativas habituales en este tipo de operaciones, Mercadona adquirirá (por un precio que no ha trascendido) el 100% de la firma aragonesa.

Según la nota de prensa remitida ayer de forma conjunta por las dos compañías, "la operación responde a una decisión de mutuo acuerdo entre el accionista mayoritario de Caladero, Carlos Amorós, y Mercadona". En el caso de Carlos Amorós -explican- se debe a su deseo de iniciar nuevos proyectos empresariales; en el caso de Mercadona, su intención es potenciar e impulsar la venta de pescado fresco en sus establecimientos de toda España.

Hay que recordar que Mercadona ya tenía un 16,5% del capital de Caladero. La cadena de supermercados valenciana decidió el año pasado suscribir íntegramente la ampliación de capital lanzada por la compañía aragonesa (y que ascendió a 24 millones de euros). En aquel momento, ambas compañías explicaron que se trataba de la entrada provisional en el accionariado de la importadora aragonesa de productos perecederos, forzada por las dificultades que presentaban los mercados financieros para obtener recursos. Caladero había puesto en marcha en 2008 un ambicioso proyecto industrial, con unas previsiones de inversión que superaban los 150 millones de euros. La crisis financiera y las dificultades con las que se encontraron las empresas el año pasado para acceder a créditos bancarios llevaron a Caladero y a Mercadona -de quien es un importante proveedor- a alcanzar un acuerdo por el cual la firma valenciana entraba, de manera provisional, en el accionariado de la aragonesa. Con este respaldo financiero se garantizaban las inversiones proyectadas, cuyo mayor volumen estaba destinado a Zaragoza y a las nuevas instalaciones en Plaza.

Entrada provisional

Un año después, Mercadona y Caladero han alcanzado un acuerdo para que la firma aragonesa pase totalmente a manos de Mercadona.

Los portavoces de ambas empresas insistieron ayer en transmitir una sensación de absoluta normalidad y tranquilidad. "Mercadona -aseguraron desde ambas compañías- garantiza el empleo, la actividad, las inversiones en curso y da viabilidad y continuidad al proyecto de Caladero". Desde las dos firmas se entendió la operación como un mero "cambio accionarial, que no conlleva nada más" y que no tendrá ningún efecto ni repercusión en la gestión de la compañía aragonea ni en su actividad diaria.

Asimismo, desde Mercadona se explicó que para la cadena de supermercados esta operación sigue teniendo un carácter temporal, que permanecerán en el accionariado de Caladero hasta que se encuentre a un empresario interesado en seguir con el proyecto: "La entrada de Mercadona en el capital de Caladero -aseguró un portavoz de la compañía- tendrá un carácter provisional. Nosotros no nos dedicamos a esto; nuestro negocio es la distribución. El objetivo de la compañía es que un emprendedor adquiera Caladero y asegure y dé continuidad al proyecto de la firma aragonesa".

La razón por la que Mercadona ha decidido dar este paso y quedarse con la totalidad de Caladero es la de garantizar que el proyecto lanzado llegue a buen puerto. Todo el pescado fresco que se vende en este momento en los 1.290 supermercados que Mercadona tiene en España se sirve desde Caladero. De ahí, el interés por respaldar, desde el punto de vista financiero, a la compañía aragonesa, como forma de garantizar la continuidad del suministro de pescado.

Tanto Mercadona como Caladero valoraron positivamente el acuerdo alcanzado, que garantiza las inversiones y el empleo.

Etiquetas