Economía

LA VENTA DE OPEL

Manuel Teruel: "La UE debe impedir la competencia desleal entre plantas de Opel"

"No puede haber competencia desleal entre países y que, por cuestión de ayudas, se favorezca a una factoría respecto a otra", dijo ayer el presidente de la Cámara de Zaragoza, Manuel Teruel, que aseguró que todavía hay margen de maniobra para que cambie el plan industrial anunciado por Magna para Figueruelas y que implica, además de un gran volumen de despidos el desmantelamiento de una de las líneas de producción de Figueruelas.

En su opinión, tanto los sindicatos como el Gobierno central y el regional tienen que descubrir qué intereses hay detrás de la compra de Opel por parte de Magna, ver si son lícitos y vigilar que se cumplan las directrices comunitarias porque "sería de locos cerrar una de las plantas más productivas que Opel tiene en Europa". No obstante, precisó que por ahora, hasta que tenga lugar la firma definitiva del acuerdo, "todos son especulaciones".

Para Manuel Teruel, lo que sí resulta evidente es que "hay excedente de coches en Europa y que habrá que reducir el volumen de producción, pero eso deberá hacerse con transparencia y limpieza y sin permitir ninguna práctica de dumping". En cuanto a los mercados, adelantó que "Rusia y China serán los dos nuevos compradores de coches en el futuro" y reconoció que "este factor, en consumo, nos perjudica porque el coste de logística es el segundo más importante después de los costes materiales en la fabricación de vehículos, mientras que el tercero es la mano de obra".

Ante la posibilidad de la deslocalización de Opel a medio o largo plazo, el máximo responsable de la Cámara de Zaragoza explicó que "hace unos años GM y otras multinacionales vinieron a España aprovechando que era un país que despegaba y acababa de entrar en Europa y ahora hay otros países emergentes donde los sueldos son más baratos". Por eso, añadió, "lo único que nos queda es tratar de que en Opel la deslocalización no se produzca, y si no hay otro remedio, que el proceso sea lo más lento posible para que nos de tiempo a reducir la dependencia absoluta que existe del sector y potenciar la industria local, ya que la automoción representa el 23% de la exportación española y no tenemos ni una sola marca nacional".

Sin embargo, Manuel Teruel insistió en que "no hay que dar todavía nada por perdido sino que quedan aún batallas por librar en defensa del empleo y el futuro de Figueruelas".

El director gerente del Cluster de Automoción de Aragón, David Romeral, entiende que ningún agente implicado, ni los sindicatos, ni la Administración presionando en la Unión Europea, ni las empresas auxiliares fabricando piezas a precios cada vez más competitivos, pueden quedarse al margen de esta pelea por salvar Figueruelas de un plan industrial, el anunciado por Magna, que la dejaría muy tocada. "No hemos de tener miedo a decir que el panorama es muy malo y que habrá que empujar por todas las vías. También es cierto que hoy por hoy el sector de la automoción, no solo la GM sino las auxiliares, son la locomotora de Aragón y que no tenemos otra". Si bien, reconoció que se está trabajando ya en la diversificación y que la próxima semana presentarán en Bruselas 'Spanish capabilities in the ecoelectro road mobility sector and the FP7 green cars initiative', un libro sobre las capacidades españolas para fabricar coches eléctricos, elaborado por Tecnoebro, en el que ha participado también el Cluster de Automoción de Aragón y que ha sido financiado por el departamento de Ciencia y Tecnología de la DGA.

Etiquetas