Despliega el menú
Economía

GENERAL MOTORS

Magna pisa el acelerador en su intento de comprar Opel

La tensión en las negociaciones para revelar el futuro de Opel va 'in crescendo'. Magna ha cambiado su oferta inicial para dar un mayor poder a General Motors. La propuesta inicial del grupo austriaco-canadiense (respaldado por el banco ruso Sberbank) reservaba un 35% de Opel para la matriz estadounidense. Idéntico porcentaje al que quedaba en manos de la entidad rusa. El resto se repartía entre Magna (20%) y los trabajadores de Opel, que contarían con un 10%.

Ahora, esa ecuación cambia con la evidente intención de contentar a General Motors (que mantiene el 35%) y a la plantilla (con su 10%), en la que el sindicato alemán IG Metall tiene un peso específico muy importante.

El nuevo canje, sin embargo, rebaja el peso de Sberbank hasta el 27,5%, la misma cuota de poder que tendría Magna. Y es que no son pocos los recelos que plantea la presencia de la entidad en el accionariado del grupo constructor. El diario de negocios de Moscú 'Kommersant' asegura que Magna ha exigido a General Motors, a modo de 'ultimátum', los derechos intelectuales de Opel, lo que le daría la oportunidad de copiar cualquier elemento o tecnología y venderlo bajo cualquier otra denominación.

Empleo

Mientras los aspirantes se mueven, España sigue pensando que la opción belga, capitaneada por el 'holding' RHJI, es la mejor para el futuro de Figueruelas.

Todas las opciones plantean recortes más o menos intensos en la plantilla de la factoría zaragozana. Ajustes del orden de 1.200 a 1.600 puestos de trabajo, que RHJI apuesta por llevar adelante en un plazo de tiempo bastante más largo, con lo que resultaría menos traumáticos. El plazo que maneja la propuesta belga alarga la salida de trabajadores hasta 2014, cuando el resto tiene intención de hacer el sacrificio cuanto antes.

La fiduciaria que maneja los activos de Opel y debe decidir a quién vende la marca ha convocado a los gobiernos con plantas en su territorio a una reunión el próximo jueves. en el encuentro, la sociedad explicará de forma detallada los planes de los aspirantes, que parecen haberse reducido a una terna compuesta por BAIC (China), Magna (Austria y Canadá con apoyo ruso) y RHJI International (firma belga, filial a su vez de un fondo de inversión estadounidense).

Etiquetas