Economía
Suscríbete por 1€

FORO EN LA CIUDAD ALEMANA DE MAINZ

Los trabajadores de Opel esperan que General Motors les presente su plan industrial el próximo viernes

La dirección de General Motors Europa se reunirá el próximo viernes, 13 de noviembre, con el Foro Europeo de Empleados, para presentar presumiblemente el plan industrial que pretende llevar a cabo en Opel.

Así lo indicó este jueves Pedro Bona, de UGT, quien acudirá a la cita como miembro del Foro Europeo de Empleados, en representación de la planta de Figueruelas, en la que trabajan cerca de 7.500 personas.

Según explicó Bona, la dirección de GM Europa comunicó ayer a los miembros del foro la celebración de esta reunión, en la misma fecha que estaba convocado un encuentro con directivos de Magna para concretar la aplicación del plan de ahorro y la reestructuración en las plantas.

Ahora sin Magna, tras descartar GM la venta de Opel, la dirección europea de la multinacional ha decidido mantener esa convocatoria, aunque la agenda se desconoce, e incluso podría adelantarse la fecha de la reunión, que se celebrará en la ciudad alemana de Mainz, precisó el representante sindical español.

No obstante, Bona, secretario general de UGT en Figueruelas, se mostró convencido de que GM presentará en la reunión el proyecto para las plantas europeas, ya que la matriz, antes de abrir el fallido proceso de venta, tenía un plan industrial que incluía unos 10.000 despidos -alrededor de 900 en la planta zaragozana- y dispone ahora de los preacuerdos que las factorías alcanzaron con Magna.

"No tiene que estar mucho tiempo" diseñando el plan industrial, advirtió el dirigente sindical, quien desconoce si presentará el que perfiló inicialmente, el de Magna o uno intermedio, porque es "una incógnita".

 

El consejero delegado de General Motors (GM), Fritz Henderson, dijo este viernes (noche del jueves en Estados Unidos) que antes de presentar el plan de reestructuración de Opel a los gobiernos europeos lo compartirá con sus trabajadores y que está preparando un "equipo de transición" para la reestructuración de la filial.

En declaraciones a los medios de comunicación de Detroit que GM colocó en su página de internet, Henderson dijo que pronto presentarán el plan a los gobiernos .

Según Henderson, GM está en el proceso de nombrar "un equipo de transición" que será encargado de reestructurar Opel pero se negó a hablar del número de puestos de trabajo que suprimirán.

"En términos de números de personas, básicamente vamos a repasarlo con nuestra gente antes que hacerlo con ustedes", dijo Henderson a preguntas de un periodista.

"Todos los planes, ya sea el nuestro o el de Magna, exigían una sustancial reducción en capacidad y la necesidad de corregir el tamaño de la fuerza de trabajo", manifestó.

Pero el máximo directivo de GM se negó a responder cuántas de las cuatro plantas alemanas se salvarán.

El consejero delegado de GM explicó: "Primero presentaremos el plan a nuestra gente, toda nuestra gente, así como involucraremos a la totalidad de la fuerza de trabajo y después nos sentaremos con los gobierno respectivos. Estamos seguros que el plan puede ser financiado sin ninguna duda".

Henderson explicó que la actual liquidez en Europa "es suficiente" para pagar el préstamo puente que el Gobierno alemán otorgó a Opel para operar mientras se cerraba la operación de venta a la empresa Magna.

Berlín ha solicitado a GM que devuelva el préstamo (de 1.500 millones de euros) después de que el consejo de administración del fabricante estadounidense cancelase el martes la operación de venta.

Henderson también dijo que el plan de reestructuración será financiado "en parte por nosotros" gracias a la mejora de liquidez de la compañía pero que GM también podría enviar dinero desde Estados Unidos.

"Tenemos la capacidad, si es necesario, de proporcionar apoyo directamente. De nuevo, sólo si es necesario", añadió.

Henderson reconoció que GM tiene que reparar su imagen con los sindicatos europeos.

"Este ha sido un proceso duro, largo y difícil. En general, 2009 ha sido un año que estaré contento de que se acabe. Ha dañado relaciones y tenemos que reparar. Esa es mi responsabilidad y la responsabilidad del equipo de dirección".

Henderson también dijo que no iba a censurar al Gobierno alemán que se ha mostrado muy crítico con la decisión de GM de cancelar la venta de Opel a Magna.

Etiquetas