Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SINDICATOS

Los sindicatos "vigilarán" que no haya abusos

UGT Aragón avisa que si se recurre a pedir sacrificios salariales se controlará que sea por "una situación realmente de crisis".

En el convenio del metal de la provincia de Zaragoza, al que están sujetos 33.000 trabajadores y más de 2.200 pymes, también figura una cláusula de descuelgue. Para su aplicación se exige que la empresa atraviese "graves dificultades económicas", sobre las que decidirá una comisión paritaria. En los últimos años, esta fórmula, que permite congelar las subidas salariales pactadas en el convenio (del IPC más 1,20 puntos para 2008, el último de vigencia), no se ha aplicado debido a la bonanza económica, explican desde UGT. Sin embargo, los sindicatos son conscientes de que el empeoramiento de la economía va a hacer que algunas empresas recurran a esta medida a partir del año que viene, ya que en este todavía no tienen cerrados sus ejercicios económicos, necesarios como prueba de la necesidad o no del "descuelgue". Luis Tejedor, secretario de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT Aragón, cree que en la negociación colectiva que se inicie el año que viene será necesario "estar más vigilantes" con estas cláusulas. Tejedor defiende que para su aplicación "se debe demostrar que la empresa ha tenido pérdidas" y si está "en una situación realmente de crisis". En caso de que la sociedad esté abocada al cierre, se muestra contrario a "alargar su muerte" pidiendo "sacrificios salariales". En los casos en que no estén justificados considera que se pueden crear situaciones de "competencia desleal" entre los propios empresarios.

Etiquetas