Despliega el menú
Economía

FUSIÓN DE CAJAS

Los sindicatos de la CAI, contrarios a la fusión 'fría'

UGT, Asipa y CC. OO. mantienen su rechazo al SIP como fórmula de integración con otras cajas, pero cada central matiza su postura.

Los sindicatos con representación en el comité de empresa de Caja Inmaculada (CAI) siguen siendo reacios a una fusión 'fría' o SIP (Sistema Institucional de Protección). Según aseguraron ayer fuentes sindicales, así se lo hicieron saber los representantes de UGT, CC. OO. y Asipa a los directivos de la caja de ahorros aragonesa durante la reunión que mantuvieron el lunes, después de que el Consejo de Administración de la entidad diera el visto bueno al comienzo de negociaciones formales para crear un SIP con Caja Círculo y Caja de Badajoz. Este recelo, sin embargo, tiene algunos matices.

Victoria Camarena, responsable de UGT en la CAI, reiteró ayer la frontal oposición de su sindicato a las fusiones 'frías', sean quienes sean los socios. Camarena explicó que en la reunión del lunes UGT le pidió a los responsables de la caja aragonesa que estudiaran todas las alternativas posibles, sin descartar una fusión convencional con Ibercaja. Hay que recordar que el sindicato UGT siempre ha sido contrario a los SIP por considerarlos la antesala de la privatización y la bancarización de las cajas. Desde la perspectiva de esta central sindical es preferible una fusión tradicional porque la naturaleza jurídica de la entidad resultante no cambiaría: seguiría siendo una caja de ahorros, en tanto que una unión a través de un SIP aún genera dudas sobre su naturaleza jurídica.

CC. OO., por su parte, recela del modelo del SIP como fórmula de unión, pero considera que en el proceso actual aún falta mucha información. Miguel Ángel Villalba, representante de CC. OO. en la CAI, explicó ayer que si la voluntad de la caja es iniciar este camino y la entidad permite la participación sindical en el proceso, como si de una fusión tradicional se tratara, estudiarían su postura. Para el representante de CC. OO., lo principal es que se garantice la viabilidad de la entidad y los puestos de trabajo.

Asambleas de afiliados

Asipa, por su parte, es también contrario al SIP. Gonzalo Postigo, representante de Asipa en la CAI, ve muchos problemas en la legislación actual que regula esta vía de integración de entidades financieras. Postigo avanzó que celebrarán mañana una asamblea de afiliados, en la que informarán sobre este nuevo proceso que ha iniciado Caja Inmaculada y en la reunión analizarán si se toma algún tipo de medida. CC. OO. ha convocado para hoy a sus afiliados y UGT lo hizo ayer. Victoria Camarena aseguró, tras la asamblea, que los empleados que participaron en la reunión mostraron su rechazo al SIP y manifestaron su preocupación por el mantenimiento de los puestos de trabajo y los salarios. UGT propondrá la convocatoria del comité intercentros para valorar la reunión del lunes y tratar de alcanzar una postura conjunta.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por su parte, publicó ayer la comunicación de las tres cajas dando cuenta del inicio de negociaciones para la creación del SIP.

Etiquetas