Despliega el menú
Economía

ESTUDIO

Los metalúrgicos de Orense, los más trabajadores

Según un estudio de Confemetal, la diferencia territorial llega en los convenios del sector hasta 87 horas anuales.

Las compañías del metal son, en su mayoría, pequeñas y medianas empresas.
Los metalúrgicos de Orense, los más trabajadores
RAFAEL GOBANTES

Los trabajadores del metal, la industria más importante del país, desarrollaron en 2009 una jornada media de 1.747,28 horas, apenas una (1,12) menos que en el año anterior.

La brecha territorial se mantiene respecto a la diferencia de jornada, al igual que ocurre con otros indicadores socio-económicos, pero se acorta en cada ejercicio. En 2009 llegó a 87 horas anuales, mientras que en 2005 era de 94. Ahora bien, ese acercamiento se produce de una manera tan lenta que los metalúrgicos de las provincias de Orense y Cuenca llevan tiempo consolidados como los más trabajadores frente a los guipuzcoanos y navarros que aparecen como los menos. Las jornadas de los primeros se elevan a 1.784 y 1.782 mientras que las de los segundos se quedan en 1.697 y 1.703 horas anuales.

Los datos figuran en un estudio de la patronal Confemetal. El documento es una radiografía del sector a través de los convenios provinciales, acuerdos "fundamentales", según remarcan los empresarios. "Con tantas pequeñas y medianas sociedades eliminarlos sería entrar en el caos", explicaron fuentes de la patronal. "El convenio nacional es insuficiente porque no se podría asumir la homologación de las condiciones laborales. Cada ámbito territorial tiene su sentido. Hay que sentarse (con los sindicatos) para estructurar cada capítulo en el marco apropiado", añadieron. De esta manera, el metal adelanta su posición de cara al diálogo social que se avecina con CC. OO. y UGT para la reforma de la negociación colectiva.

Radiografía

El sector siderometalúrgico cuenta con 240.000 empresas que generan en torno al millón de puestos de trabajo, con una tasa de paro del 11,1% tras perder 180.000 empleos en términos anuales medios. Del total de sociedades, el 40% carece de trabajadores; el 29%, tiene uno ó dos; el 13%, entre tres y cinco; el 7%, entre seis y nueve; el 5,6%, entre 10 y 19%, etc. Solo el 0,05% cuenta entre 500 y 999 trabajadores; el 0,08%, entre 1.000 y 4.999; y el 0,003%, con más de 5.000.

Ante este panorama y hasta que las actuales relaciones empleador-empleado cambien, Confemetal advierte que la reducción de la jornada, en especial en la actual coyuntura de crisis y recesión, es "de todo punto desaconsejable", pues "conlleva inequívocamente incremento de costes, disminución del crecimiento económico y deterioro de la competitividad de las empresas".

En los convenios provinciales, junto con el de Guipúzcoa, existen otros 10 en los que los trabajadores desarrollaron en 2009 un horario inferior a la jornada media.

El estudio desvela también que ningún asalariado siderometalúrgico contó con mayor horario el pasado año que en 2008. La mayoría se quedó con la misma jornada. Las reducciones solo se dieron en 14 provincias, encabezadas por Cádiz, Gerona, y Ávila con ocho horas menos; seguidas de Valladolid, Albacete y Tenerife, con cuatro horas; Navarra, León y Guadalajara, con tres; y Soria, Castellón, Teruel, Ciudad Real y Las Palmas, con dos. El total de convenios se queda en 49 por la excepción de Granada, donde desde 2007 los contactos empresarios-sindicatos son inexistentes.

Reducir la jornada, insostenible

La patronal se congratula porque ha calado la idea de que bajar el horario, "como si fuera la manifestación natural e inexorable que nos lleva a trabajar cada día menos", no es sostenible. Insiste en que para vencer la crisis es preciso centrar cada vez más el esfuerzo en el tiempo de actividad "pero jamás en su reducción, sino en su aumento".

No obstante, admite que lo ocurrido en 2009 obedece a "la presión sindical unida a la estrategia negociadora de los empresarios" o, lo que es lo mismo, que el menor horario llegó "a través de su cauce natural" los pactos.

Etiquetas