Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CONTROLAN EL 40% DE EMPRESAS COTIZADAS

Nuevo récord de inversiones extranjeras

Bancos y cajas reducen a mínimos su participación, mientras se produce un leve repunte de las familias.

Imagen de este lunes de la Bolsa de Madrid.
Nuevo récord de inversiones extranjeras
J. J. GUILLéN/EFE

Pese a la crisis, los inversores extranjeros aumentan su apuesta por la Bolsa española. Lo revela el informe de Bolsas y Mercados Españoles (BME), que da cuenta de la evolución en detalle del pasado año. En 2009, la participación de extranjeros en las compañías cotizadas ascendió al 40%, una proporción récord, que supera en 7,5 puntos el nivel que presentaba al cierre de 2006. Su cuota ha sido creciente desde el 30% que alcanzaba en 1992, cuando se inició este estudio.

Están cambiando, no obstante, los propietarios. El valor conjunto de la participación en acciones cotizadas de bancos, cajas, aseguradoras y fondos de inversión y pensiones se redujo el pasado año a mínimos del 12,6%. El patrimonio de las familias, por el contrario, recupera posiciones, hasta representar una cuota del 21,1%,

La reducción de la cuota del sector financiero bancario español en el accionariado de las cotizadas, impulsada por desinversiones netas orientadas a la creciente búsqueda de liquidez y el previsible aumento de las necesidades de capital, ha sido aprovechada por los inversores extranjeros para aumentar su participación en las empresas españolas cotizadas.

El valor conjunto de la participación en acciones españolas cotizadas del sector financiero, que incluye bancos, cajas, fondos de inversión y pensiones y aseguradoras, se sitúa por debajo del 13%, esto es, 5 puntos menos que al cierre del año 2007 y 10 menos que su nivel máximo, alcanzado en 1997.

La reducción más acusada de la participación relativa se produce en los bancos y cajas de ahorros, que desde un porcentaje del 9,4% al cierre de 2007 pierden más de 4 puntos en los años 2008 y 2009.

También cabe destacar el comportamiento del sector familias, que en 2009 gana casi un punto porcentual respecto al año anterior y se sitúa en el 21,1%. Comienza a percibirse una orientación del creciente volumen de ahorro financiero acumulado por las familias hacia activos distintos a los depósitos, en este caso hacia la inversión directa en renta variable.

Etiquetas