Despliega el menú
Economía
Suscríbete

ZARAGOZA

«Los concesionarios estarán más protegidos frente a las marcas»

Los distribuidores aragoneses confían en que la nueva norma se pueda consensuar aún con los fabricantes de coches.

Con satisfacción y con cautela reaccionaron ayer los responsables de los concesionarios aragoneses a la enmienda aprobada este martes por el Congreso que contempla que los fabricantes quedarán obligados a recomprar los coches que los concesionarios no logren vender en el plazo de dos meses. «Aunque todavía está por ver cómo nos afectará, me parece bien que tengamos un paraguas para estar más protegidos frente a las marcas. Los ocho puntos aprobados son una buena noticia manteniendo la cautela debida porque está pendiente su desarrollo», manifestó Juan Ferrández, gerente de Opel Iglesias.

Emilio Sureda, gerente de Honda Ebromotor, valoró el cambio en la relación contractual entre fabricantes y concesionarios como «la mejor noticia que recibimos desde hace tiempo, ya que acaba con la indefensión que teníamos frente a las marcas, acostumbradas a obligarnos a comprar coches y a hacer inversiones que luego no podías asumir». Lo que permite la nueva norma es «reforzar la posición del concesionario frente a la multinacional». Por ejemplo, según Sureda, «si el fabricante te cancela un contrato y no has acabado de amortizar tus instalaciones, habrá de asumir una parte de las mismas» o «se evitarán las grandes enchufadas de coches que nos metían. Ahora si no los vendemos, se podrán devolver», afirmó.

«Para nosotros es una buena noticia y una vieja aspiración porque había imperativos de compra que nos marcaban las multinacionales que nos dejaban en una situación muy complicada», explicó Pablo Martín Retortillo, propietario de Pirenauto y concesionario de Citroën, Chevrolet y Opel. En su opinión, este cambio normativo «es un primer paso para acabar con la indefensión de las pymes». No obstante, Martín Retortillo advirtió que «la relación de los fabricantes con los distribuidores ha de ser buena, ya que las dos partes tienen que ganar y ser rentables, pero para eso hay que buscar puntos de equidad». En este sentido, subrayó que la enmienda «abre una nueva forma de relacionarse en la que no ha de haber ni ganadores ni perdedores». El responsable de Pirenauto recordó que «a los fabricantes tampoco les conviene tener una red de concesionarios en pérdidas y hay muchos que están así desde hace meses y viviendo procesos de concentración. Por eso, hay que cambiar el modelo», concluyó. Asimismo, José Serón, presidente del sector de automoción de la Cámara, dijo que fijar esta nueva relación contractual «era algo que los concesionarios necesitábamos para seguir subsistiendo».

«Hay muchos intereses en juego. Por eso conviene ser precavidos y esperar. Aún están en plazo fabricantes y distribuidores de ponerse de acuerdo y buscar soluciones negociadas», recomendó José Manuel Esteban, gerente de Asava (Asociación de Vendedores de Automóviles de Aragón)

Etiquetas