Despliega el menú
Economía
Suscríbete

FINANZAS

Los bancos salvan al grupo Merckle pero le obligan a vender una farmacéutica

Los acreedores conceden un crédito de 400 millones a la firma del multimillonario alemán que el lunes se suicidió por sus problemas económicos.

Los bancos acreedores han salvado al grupo empresarial Merckle con un crédito de 400 millones de euros, pero le obligan a vender el productor de medicamentos genéricos Ratiopharm, dos días después del suicidio del patriarca Adolf Merckle. Un portavoz del grupo inversor VEM Vermögensverwaltung, en el que están agrupadas las empresas de Merckle, confirmó que las 30 entidades de crédito acreedoras aprobaron ayer este crédito puente para evitar los problemas de liquidez del conglomerado empresarial.

Junto a Ratiopharm, pertenecen al grupo Merckle empresas como el fabricante de cemento HeidelbergCement y la farmacéutica Phoenix. Los bancos acreedores también han exigido que se retire Ludwig Merckle, quien tras el suicidio de su padre era gerente administrador de VEM junto con Susanne Friess. El crédito puente evitará a corto plazo la insolvencia del imperio Merckle, que emplea a 100.000 personas.

El multimillonario alemán, uno de los hombres más ricos de Alemania y con serias dificultades financieras, se suicidó el lunes víctima de sus propias especulaciones con acciones de Volkswagen y de la crisis económica internacional. Casado y con cuatro hijos, fue arrollado por un tren cerca de su residencia, en la localidad de Blaubeuren, en Ulm, al suroeste de Alemania. Previamente, Merckle había firmado el acuerdo alcanzado con los bancos pero, según su familia, no superó la pérdida de control sobre el imperio que había levantado en varias décadas.

Etiquetas