Despliega el menú
Economía

FINANZAS

Los bancos ganaron un 20% más en 2007 pese a la crisis financiera

Advierten al Gobierno que financiarán una política económica dirigida a cambiar el modelo de crecimiento.

Los bancos ganaron un 19,8% más en 2007 pese a la crisis "muy seria" de liquidez y crédito en los principales mercados, al sumar un beneficio total de 18.877 millones de euros, con mejoras en todos los márgenes de negocio, lo que hizo que sus responsables no dudaran este miércoles en calificarlas de "excelentes". Animados por este optimismo, reclamaron al Ejecutivo que cambie ya el modelo de crecimiento en busco de otro "más equilibrado", al tiempo que le hicieron saber que ayudarían a sufragar una política económica encaminada a lograr ese objetivo. En este sentido, la patronal del sector se mostró segura de que el Gobierno, al que mostró su "más absoluta confianza", "hará lo que tiene que hacer".

La esperada intervención del presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), el veterano supervisor Miguel Martín (antiguo subgobernador del Banco de España), supuso toda una exhibición de la fortaleza de los balances de sus miembros, con incrementos de dos dígitos en sus diferentes partidas, gracias a un modelo de negocio "ajeno" a las inversiones en "productos tóxicos" de otros países, en referencia a las hipotecas de alto riesgo en EEUU. Así, los créditos a clientes aumentaron un 13%, con 1,18 billones de euros prestados, mientras que los depósitos lo hicieron un 13,5%, para un total de 767.500 millones captados, lo que permitió que el margen de explotación -que representa con más fidelidad la marca del negocio bancario puro- se elevara un 21% hasta los 31.530 millones de euros.

La diferencia entre lo que los bancos cobran por prestar dinero y lo que abonan por depositarlo en ellos, conocida como margen de intermediación, creció también un 19% (con 32.177 millones de euros). Dentro de los créditos, la morosidad subió en 2007, pero sólo de forma "ligera", por lo que se encuentra en el 0,76%, aún por debajo de los principales países europeos, si bien en los próximos meses se esperan más retrasos a la hora de devolver esos préstamos, pero siempre "moderados". En cualquier caso, Martín dijo que el sector sabrá "como gestionar" esas subidas porque tiene sus cuentas "sanas y prudentemente provisionadas"

Los ingresos por comisiones bancarias, uno de los principales quebraderos de cabeza de sus clientes, se incrementaron un 10% en 2007 -"muy poco", a juicio del presidente de la AEB, pese a alcanzar los 18.867 millones-. A su vez, el balance total de resultados por operaciones financieras mejoró un 8,7% (con 4.989 millones), mientras que al margen ordinario de negocio creció un 16% y alcanzó los 56.809 millones. Pero dentro de esas subidas generalizadas también aumentaron los gastos de explotación, un 10,1% al situarse en 23.361 millones, lo que se explicaría por un incremento del 10% en el número de empleados y del 6.8% en sus oficinas.

"Preparada" para la desaceleración

Con una rentabilidad tan alta y un exceso "real" de recursos propios, como destacó el propio Martín, no resulta extraño que la principal preocupación del sector bancario sea la marcha de la economía en general, y en particular de las cuentas de los hogares, que "lógicamente" afectarán a sus resultados en 2008. A su juicio, la banca está "preparada" para un crecimiento sensiblemente menor del crédito, pues entiende que no sólo no se puede crecer cada año a ritmos del 25% -que son "excepcionales", apuntó- sino que "tampoco es bueno". "Bienvenida sea la desaceleración en este sentido", declaró el responsable de la patronal bancaria, para quien la contracción del sector inmobiliario, lejos de quitarles el sueño, es "una buena noticia".

Lo "importante" es que esa corrección -tan "inevitable" como "necesaria", y causada por un exceso de oferta sobre demanda, explicó- contribuya a corregir el modelo de crecimiento (con más exportaciones y productividad con menos 'ladrillo') "se haga de manera ordenada". A este respecto, Martín advirtió que el sistema bancario no debe gestionar ese movimiento aunque si lo ayudará y por eso debe reorientar su propio negocio para seguir ofreciendo financiación. "Han de ser las autoridades las que promuevan un crecimiento económico basado en fundamentos distintos", que pueda asumir la caída de la construcción, apuntó el presidente de la AEB.

Etiquetas