Economía

OPORTUNIDADES

Llega 2010, el mejor año para plantearse comprar un piso

Mientras los precios siguen bajando, las ventajas fiscales se van a limitar en 2011, y el IVA subirá a partir del 1 de julio. Aunque la financiación está complicada, pues bancos y cajas aprietan mucho más que antes, el dinero nunca ha estado tan barato.

Es este buen momento para comprar o vender un piso? La decisión, probablemente una de las más importantes desde el punto de vista económico que puede tomar el ciudadano medio a lo largo de su vida, parece que tiene respuesta: Sí. Al menos, si se tiene en cuenta una extensa serie de factores fiscales, financieros y de mercado que hacen del 2010 el gran punto de inflexión en el mercado de la vivienda y una época excepcional para las compraventas, con alicientes que nunca volverán.

 

En poco más de un año, el IVA de la vivienda habrá subido un punto, las deducciones a la compra de casas habrán desaparecido para muchos y las cuentas ahorro vivienda de los últimos ejercicios, que se benefician hoy de una moratoria excepcional, deberán destinarse a la adquisición para la que fueron originadas.

 

Para colmo, decenas de miles de pisos permanecen a la espera de dueño mientras promotores y entidades financieras afilan su estrategia comercial.

Por otra parte, el Gobierno necesita encauzar las cuentas públicas. La crisis se ha llevado buena parte de sus recursos en forma de ayudas directas o fiscales y el deterioro del déficit ha llevado al Ejecutivo a anunciar, entre otras medidas, una subida del IVA a partir del 1 de julio. El que afecta a la vivienda pasará del 7% al 8%. Un argumento para cerrar la compra antes de esa fecha o, visto de otro modo, una amenaza para los contratos posteriores. A eso hay que sumarle el anuncio de que la subida del IVA tampoco se podrá desgravar.

 

Las deducciones fiscales a la adquisición de vivienda habitual desaparecerán el 31 de diciembre de 2010, según explicó Zapatero en el pasado Debate sobre el Estado de la Nación. Las rentas inferiores a 17.000 euros brutos anuales conservarán íntegro el actual apoyo, que caerá de forma lineal hasta desaparecer a partir de 24.000 euros de ingresos.

 

El euribor se encuentra en su mínimo histórico, el 1,243%. Otro estímulo más que notable para quienes se estén pensando comprar. Aunque la financiación está complicada, pues bancos y cajas aprietan mucho más que antes, no es menos cierto que el dinero nunca ha estado tan barato. El tipo medio de interés que aplican las entidades financieras a las hipotecas está -con datos del INE correspondientes al pasado agosto y sin contar con las comisiones- en el 2,89%, lo que supone también un récord a la baja. Hay dos factores más que pueden impulsar las compras: el aplazamiento hasta el 31 de diciembre de 2010 de la exención en las plusvalías obtenidas de la venta de la anterior vivienda habitual a quienes compraron su piso entre 2006 y 2008; y la prórroga hasta la misma fecha de la realización de las cuentas ahorro vivienda que debían haberse utilizado en 2008.

Etiquetas