Despliega el menú
Economía
Suscríbete

ECONOMÍA

Las bolsas afrontan la semana condicionadas por la rebaja de la deuda de EE. UU

La repercusión de la rebaja de la nota de la deuda de Estados Unidos (EE. UU) va a marcar la sesión de los mercados de valores este lunes.

Los mercados de valores y deuda afrontan este lunes una sesión marcada por la repercusión de la rebaja de la nota de la deuda de Estados Unidos (EE. UU), anunciada después de que las bolsas vivieran la semana pasada su peor momento desde que se acordó el primer rescate a Grecia al comienzo de mayo de 2010.

La bolsa española registró una caída semanal cercana al 10 por ciento, mientras que la prima de riesgo acabó en 370 puntos básicos, después de haber alcanzado máximos desde la creación del euro al acercarse a los 420.

Los principales mercados europeos acabaron con caídas mayores, ya que Milán bajó el 13,12 por ciento, Fráncfort cedió el 12,89 por ciento y París perdió el 10,73 por ciento.

La rebaja de la calificación crediticia de Estados Unidos por la agencia de medición de riesgos Standard and Poor's (S&P) en la madrugada europea del sábado, de 'AAA' a 'AA+', decidida por primera vez en 70 años y que, según su director general, John Chambers, podría repetirse de aquí a dos años, ya tuvo repercusiones el fin de semana.

La bolsa de Tel Aviv perdió este domingo cerca del 7 por ciento, perjudicada en parte por la decisión de la empresa de evaluación de deuda y a pesar de que el índice Dow Jones de Wall Street consiguió subir el viernes el 0,54 por ciento, antes de que S&P publicara su decisión, que, según Chambers, no tendrá «demasiado impacto en los mercados».

En el inicio de su semana bursátil, la bolsa de Egipto perdió hoy el 4,54 por ciento, mientras que el parqué del emirato de Dubái cedió el 3,69 por ciento; la plaza de Kuwait, el 1,61 por ciento, y el mercado de Abu Dabi, el 2,53 por ciento.

A punto de cumplirse cuatro años del inicio de la crisis financiera y económica, gestada entre finales de 2006 y comienzos de 2007, los mercados asiáticos serán los siguientes testigos de la rebaja sin precedente de la calificación crediticia de la primera economía mundial.

Desde Tokio a Seúl, pasando por Hong Kong, Shangai, Sidney o Bombay, las plazas orientales irán reflejando en sus cotizaciones a partir de la madrugada del lunes los efectos de la decisión.

Los mercados, sobre los que ya planeó en los últimos días el miedo a una desaceleración de la economía mundial, evaluarán los resultados de la conferencia telefónica dominical del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), en la que también debía analizarse la crisis de la deuda en la zona euro.

Además de la teleconferencia de los banqueros europeos, los inversores también tendrán que considerar las deliberaciones de los ministros de Finanzas del G-7 y también de sus homólogos del G-20, que sopesaban emitir hoy una declaración conjunta para tratar de disminuir el impacto en los mercados de la rebaja de la nota de la deuda estadounidense.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, declaró que el Gobierno aprobará este mes nuevas medidas para apuntalar el cumplimiento del objetivo de déficit, al tiempo que pedía al BCE que contribuya a estabilizar los mercados de deuda.

Etiquetas