Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AGRICULTURA

Las bajas temperaturas ponen en riesgo los cultivos de maíz y arroz

Asaja-Huesca alerta de que la ausencia de calor está impidiendo el correcto desarrollo vegetativo de las plantas.

Los caprichos del clima vuelven a poner en alerta a los agricultores aragoneses. Y es que la ausencia de calor en estos últimos días del mes de julio supone un serio riesgo para los cultivos de maíz y arroz de la comunidad.

Lo ha advertido este lunes la organización agraria Asaja-Huesca, que ha dicho que las bajas temperaturas está impidiendo que el maíz acumule los grados necesarios para desarrollar su ciclo vegetativo y completar así su integral térmica (cálculo de unidades de calor necesarias para desarrollar su ciclo vegetativo).

Desde la organización agraria se ha detallado que cuando esto sucede se trastoca el normal desarrollo de la planta y se alarga el ciclo del maíz.

Es entonces, han explicado desde Asaja, cuando «aparece la posibilidad de heladas tempranas en momentos clave de la polinización y posterior llenado de la mazorca, pues le hacen falta más días para recoger la integral térmica».

Los productores de maíz no son los únicos que miran al termómetro. También lo hacen los arroceros, en cuyos cultivos también se produce una situación similar, según advirtieron los sindicalistas agrarios.

Las bajas temperaturas está retrasando el espigado, han explicado desde Asaja-Huesca, que han insistido en que con esta situación la maduración se está acercando a épocas en las que existe un mayor riesgo de heladas.

Tampoco ayuda la constante presencia del viento, que está dificultando «enormemente» los tratamientos de herbicidas y la aplicación de nitrógenos en maíces de segunda.

Asaja-Huesca ha advertido que las fuertes rachas de viento dañan la parte foliar de la planta, es decir donde se produce el rajado de la hoja, y en aquellos maíces que están recién regados, «el cierzo los puede tronzar (dividir en trozos) y doblar», ha señalado Asaja-Huesca, que ha destacado que «estas circunstancias dificultan a su vez los riegos porque el reparto del agua no puede ser uniforme».

Ante esta situación, la organización agraria ha aconsejado este lunes a los agricultores que «extremen los cuidados» para impedir «en lo posible» una pérdida de cosechas.

Etiquetas