Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CAJAS DE AHORRO

Larraz asegura que las cajas aragonesas «no tendrán problemas»

El Estado entrará como accionista en las cajas de ahorros y bancos que no logren recursos suficientes en el mercado antes de otoño para cumplir las nuevas exigencias de capital planteadas.

El consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, ha destacado la situación de Ibercaja y Caja Inmaculada (CAI) y que ambas superan las nuevas exigencias de tener un mínimo de capital básico ('core capital') del 8% de los activos ponderados por riesgo.

Larraz ha indicado que «las cajas aragonesas están bien», la CAI integrada en un Sistema Institucional de Protección con Caja Círculo y Caja Badajoz que está «funcionando estupendamente» y que tiene un 'core capital' por encima del 9%, e Ibercaja que «siempre ha funcionado bien en solitario y que mantendrá su estatus».

Según ha anunciado esta semana el Gobierno, el Estado entrará como accionista en las cajas de ahorros y bancos que no logren recursos suficientes en el mercado antes de otoño para cumplir las nuevas exigencias de capital planteadas.

Las nuevas exigencias supondrán que las entidades financieras deberán tener un mínimo de capital básico del 8% de los activos ponderados por riesgo, que será superior para las entidades que no cotizan y que no tienen una presencia significativa de inversores privados, como ocurre en las cajas de ahorro.

Para el consejero de Economía, estas nuevas exigencias van a permitir que haya más transparencia en el sector y la capitalización de aquellas cajas que tengan dificultades.

Además, ha recalcado que aunque se exigiera algo más de un 8% «no pasará nada» porque las cajas aragonesas están por encima del 9% y «es difícil que tengan dificultades», y espera, en todo caso, que las exigencias no lleguen al 10%.

Etiquetas