Despliega el menú
Economía

AUTOMOCIÓN

Larraz aboga por valorar posibles ayudas públicas a la automoción en Europa

El consejero ha recordado que el sector de la automoción genera un volumen de empleo "tremendo", por lo que su deterioro es un "verdadero problema para la economía". Por ello valora la posibilidad de conceder ayudas públicas como se ha palnteado en EE.UU.

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, ha abogado por estudiar la posibilidad de conceder ayudas públicas al sector de la automoción en Europa, tal y como se ha planteado en Estados Unidos.

Larraz, quien ha presentado un programa de empleo en colaboración con las corporaciones locales, ha opinado que estas ayudas deberían concederse de manera "estructurada y conjunta" en toda Europa.

El consejero ha recordado que el sector de la automoción genera un volumen de empleo "tremendo", por lo que su deterioro es un "verdadero problema para la economía".

Sobre la situación de General Motors, Larraz ha considerado que la compañía va a plantear a los sindicatos "las dificultades por las que está pasando", en la reunión que mantiene en Alemania el Comité reducido de GM Europa.

Larraz ha confiado en que en esta "reunión de ajuste" se hable de la nueva planificación del fabricante automovilístico y del futuro de la planta de GM en Figueruelas (Zaragoza).

Ha admitido que el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 600 trabajadores durante un año en la factoría zaragozana es "malo" para los empleados y para las empresas auxiliares que suministran a GM, pero ha valorado que el ajuste sea temporal, y no de extinción.

Larraz ha recordado que el sector de la automoción, al igual que el resto de la economía, funciona por ciclos, y ha apuntadlo que "no se conoce ninguna crisis económica de la que no se haya salido".

No obstante, ha advertido de que "no hay recetas ni varitas mágicas para salir de la crisis" y por ello ha subrayado la necesidad de "trabajar todos lo más posible", las entidades financieras, las empresas, los trabajadores y las instituciones públicas.

La crisis "es un circulo vicioso que hay que tratar de convertir en virtuoso", ha concluido Larraz.

Etiquetas