Despliega el menú
Economía

CONSUMIDORES

La subida de la luz podría suponer 40 euros más

La OCU critica que el incremento será del 6,6% en 2010. La CNE anima a cambiar de compañía cada año para ahorrar dinero.

Las reacciones contra la decisión del Gobierno de subir el recibo de la luz se repitieron ayer. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advirtió de que la tarifa de la luz para consumidores domésticos podría subir en el conjunto de 2010 un 6,6% y encarecer en 40 euros anuales el recibo medio. Esta previsión, indicó la organización en un comunicado, se cumplirá si el Ministerio de Industria mantiene su propuesta de elevar en un 10% los peajes de acceso, que recogen los costes regulados del sistema, y en caso de que la parte correspondiente al coste de la energía se mantenga. Este incremento, señaló, se sumaría al 2,6% aprobado en enero y daría como resultado una subida del 6,6% en el conjunto de 2010. De esta forma, afirma OCU, se daría "un nuevo golpe a la maltrecha economía de los hogares españoles".

Por su parte, la federación de barrios de Zaragoza, FABZ, criticó también la subida, dirigida a sufragar el déficit de tarifa acumulado (la diferencia entre lo que se paga y el coste real de la energía, según las eléctricas), que se estima en más de 15.000 millones de euros. Para la FABZ, "no corresponde a los consumidores hacerse cargo de este déficit, sino a las grandes empresas". La asociación consideró "vergonzoso" que con las enormes ganancias que obtienen las grandes eléctricas "todavía quieran más, aún a costa de exprimir el bolsillo de los ciudadanos".

Las mejores ofertas

Para ahorrar en la factura, la presidenta de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), Maite Costa, animó ayer a los usuarios a cambiarse cada año de comercializadora eléctrica. De esta forma, se podrán beneficiar de las mejores ofertas que éstas suelen ofrecer a los consumidores el primer año y que después desaparecen.

Durante su intervención en el Executive Fórum, Costa explicó que, por ahora, los consumidores, tanto los sujetos a tarifa (TUR) como los que acuden al mercado libre, no están haciendo uso de la posibilidad de cambiar. En este sentido, explicó que la gran mayoría de los consumidores opta por quedarse con la comercializadora que pertenece al grupo del distribuidor que le suministraba la luz hasta el año pasado. En su opinión, el consumidor "inteligente" debería cambiar cada año.

Etiquetas