Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LA VENTA DE OPEL

La negociación con Magna avanza aunque aún no hay acuerdo sobre la producción

El ministro de Industria, Miguel Sebastián (izda), al inicio de la reunión que mantuvo hoy con representantes de la dirección de Magna
La negociación con Magna avanza aunque aún no hay acuerdo sobre la producción
EFE

El Gobierno de Aragón ha indicado que aún no se ha llegado a un acuerdo con Magna sobre el futuro de la planta de General Motors de Figueruelas, aunque sí hay un avance con la propuesta de que mantenga a partir del 2013, con la nueva generación del Corsa, el 72 por ciento de la producción y el 28 por ciento la alemana de Eisenach.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación el consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, tras reunirse esta mañana con las partes implicadas en la sede del departamento del Gobierno aragonés.

Larraz ha apuntado que la negociación se centra en fijar el volumen de la producción hasta esa fecha, con una oferta del 70% para Figueruelas y el 30 para Eisenach que "mejora" la propuesta inicial pero "no termina de cerrarse".

En el mismo encuentro con los medios, el consejero de Industria, Arturo Aliaga, ha destacado también como avance de la negociación que Magna garantiza el mantenimiento de la capacidad de producción, con dos líneas, en 478.000 vehículos, aunque quedan "flecos" por negociar.

Larraz ha señalado que ha habido un acercamiento de las posturas de Magna y de los sindicatos de GM España, aunque no es "suficiente" para anunciar un acuerdo, con lo que las negociaciones proseguirán esta tarde y mañana en relación con distintos aspectos del plan industrial.

Tanto el Gobierno español como el aragonés, ha apuntado el consejero de Economía, están intentado "mediar" para que se acerquen posturas en aspectos que son "muy complejos", desde los volúmenes de producción a fechas o nuevos modelos.

En la breve comparecencia ante los medios de comunicación, a la que también ha asistido la secretaria de Estado de Industria, Teresa Santero, Larraz no ha querido dar muchos más detalles de los puntos de la negociación, en la que también se ha hablado del empleo, que Magna pretende reducir en 1.350 puestos, aunque es una cuestión que quedará para después del cierre del plan industrial.

Santero ha rehusado precisar más las propuestas, porque en una negociación "están entrando y saliendo constantemente" y la que se pueda dar ahora "puede cambiar radicalmente dentro de dos horas", y además se crea "un debate que no debe estar en la calle, sino en la mesa" de negociación.

En las negociaciones de hoy han tomado parte el vicepresidente de Magna, Manfred Eibeck, y representantes del comité de empresa de Figueruelas, encabezados por su presidente, Juan José Arceiz, quien a la salida del Departamento de Economía del Gobierno de Aragón ha reconocido los avances, aunque no para estar satisfechos, con el compromiso de mantener a partir del 2013, con la futura generación del Corsa, una capacidad productiva del 72 por ciento, la misma que tiene ahora la planta con los modelos Combo, Corsa y Meriva.

Ese punto hasta ahora "no había estado nunca encima de la mesa", es un "avance" y da una "posibilidad de futuro" a la planta, ha destacado Arceiz, porque Magna garantiza la misma capacidad de producción que ahora, con un nuevo posible modelo Combo, que "no está confirmado", y la producción de cualquier derivado del Corsa.

La Comisión Permanente del Comité de Empresa se reunirá el próximo lunes para analizar la propuesta de Magna, porque "faltan bastante cosas por avanzar", principalmente qué volumen de producción va a tener Figueruelas hasta 2013, ya que propone bajar del 72 al 70 por ciento, mientras que aún no se ha hablado de la reducción de la plantilla.

Las conversaciones continúan esta tarde y mañana, físicamente o a través de multiconferencias, según ha dicho Larraz.

Etiquetas