Despliega el menú
Economía

AUTOMOCIÓN

La industria pide a Zapatero otro plan Prever y ayudas para financiar la compra de coches

El jefe del Ejecutivo trasladará a la UE las medidas que proponen los fabricantes para salvar al sector.

La industria automovilística pidió este miércoles al presidente del Gobierno que incluya un nuevo plan Prever y ayudas para que los ciudadanos y las empresas financieras asociadas a las marcas accedan al crédito necesario para la compra de coches y de vehículos industriales. José Luis Rodríguez Zapatero recibió a representantes de Anfac, la patronal de los fabricantes. Según fuentes de La Moncloa, el jefe del Ejecutivo se comprometió a plantear algunas de estas demandas ante la UE, para ver si es posible incluirlas en el plan de rescate que prepara para el sector.

Anfac trasladó a Rodríguez Zapatero un catálogo de diez propuestas encaminadas a "corregir la situación de la industria del automóvil" y «mantener la competitividad y la productividad» de las 18 plantas de fabricación instaladas en España. Entre esas medidas destaca el impulso de un nuevo plan Prever para la renovación del parque automovilístico, una solicitud que la patronal de los fabricantes comparte con la de los vendedores, pero que el Gobierno hasta el momento se ha mostrado poco dispuesto a satisfacer. El Ejecutivo aprobó hace apenas dos semanas una ampliación del Plan Vive, que establece incentivos para sustituir los coches de más de diez años por otros menos contaminantes.

Los fabricantes, encabezados por el presidente de Anfac, Francisco Javier García Sanz, también solicitaron apoyo del Gobierno para canalizar a España las ayudas que, en forma de créditos, impulse la UE, y poder aplicarse las deducciones por I+D+I. Otras peticiones del sector giran en torno al aplazamiento de las cotizaciones sociales de las empresas y del IRPF y un tratamiento más favorable a las mejoras laborales.

Situación "muy delicada"

Según Anfac, Rodríguez Zapatero reconoció que el automovilístico es "un sector estratégico muy importante para la economía del país, que está pasando una situación muy delicada".

Por ello, el jefe del Ejecutivo mostró en la reunión "su disposición a tomar medidas a corto y medio plazo para garantizar la competitividad de la industria establecida en España". En el encuentro, al que también asistieron el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el director de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, Javier Vallés, los fabricantes hicieron hincapié en los problemas de liquidez que sufre toda la cadena de valor del sector, que incluye a empresas de componentes, concesionarios, importadores y vendedores.

El sector del automóvil atraviesa uno de sus peores momentos, inmerso en una oleada de despidos, falto de liquidez y en plena caída de las ventas. En octubre, las factorías españolas produjeron algo más de 206.000 unidades y exportaron 185.133, lo que representa descensos interanuales del 26% y del 20%, respectivamente. Las empresas afrontan con temor el futuro inmediato, y exigen ayudas y financiación para reactivar una demanda casi muerta. En los diez primeros meses, el descenso en la fabricación se situó en el 7,1%, y la bajada de las ventas al exterior en el 4,2%.

Etiquetas