Despliega el menú
Economía

NUEVO ACCIONARIADO

La General Motors tendrá nuevo panorama accionarial

El juez Robert Gerber, del Tribunal de Bancarrota de Estados Unidos perteneciente al Distrito Sur de Nueva York, ha aprobado la venta de la mayor parte de los activos del consorcio automovilístico General Motors (GM) a una nueva empresa, denominada Nueva General Motors, creada por el Departamento del Tesoro del país estadounidense, tal y como ha informado la empresa en un comunicado.

Como parte del proceso de venta, la Nueva General Motors va a pasar a denominarse General Motors Company, en lugar de General Motors Corporation. La compañía, que preside Fritz Henderson, ha explicado que la aprobación de la venta de los activos de la 'vieja' GM "marca otro paso hacia el lanzamiento de una nueva e independiente General Motors".

La nueva empresa se va a hacer con la mayor parte de los activos de la General Motors anterior y va a contar con una estructura de costes "competitiva", como resultado de los acuerdos alcanzados con los sindicatos United Auto Workers (UAW) y Canadian Auto Workers (CAW).

El grupo, con sede en Detroit, ha explicado que esta aprobación va a permitir a la nueva corporación contar con un reducido nivel de apalancamiento y un balance sólido, lo que le va a servir para operar de forma rentable con unos volúmenes más bajos y reinvertir en las áreas clave de su negocio, en el desarrollo de producto y en nuevas tecnologías.

La compañía automovilística ha asegurado que las filiales fuera de Estados Unidos de la compañía van a ser adquiridas por la Nueva General Motors, y ha señalado que prevé que éstas continúen operando "sin interrupción". La sede central de la entidad se mantendrá en Detroit, Michigan, y Fritz Henderson continuará como presidente, con Edward Whitacre como presidente del consejo de administración.

"Una industria automovilística doméstica sana mantiene la vitalidad de la economía global y apreciamos profundamente el apoyo que los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y Ontario y que los contribuyentes han dado a General Motors, así como los sacrificios que han hecho muchos", ha explicado Henderson. 

Nuevo panorama accionarial  

General Motors Company va a estar participada de la siguiente manera: El Departamento del Tesoro de Estados Unidos tendrá un 60,8%, United Auto Workers va a mantener su 17,5% de participación, los gobiernos de Canadá y Ontario van a tener un 11,7% y la 'vieja' General Motors va a contar con un 10% del capital social. Además, la anterior General Motors y UAW van a mantener 'warrants' ejecutables entre el 15% y el 2,5% del capital de la nueva empresa.

Asimismo, UAW y el Gobierno canadiense van a poseer, cada uno de ellos, la opción de nombrar un miembro en el consejo de la Nueva General Motors. Así, la organización sindical ha seleccionado al analista del sector Stephen Girsky para ejercer esa labor en la compañía.

También van a formar parte de este consejo de administración los seis miembros del actual consejo de la GM, entre los que se encuentran Erroll Davis, Neville Isdell, Kent Kresa, Philip Laskawy, Kathryn Marinello y Fritz Henderson. De su lado, el representante elegido por Canadá y los cuatro miembros adicionales se anunciarán más adelante.

El cierre de la venta de los activos está previsto que se produzca en un "futuro cercano". Sin embargo, el juez ha determinado un plazo cuatro días antes de que se produzca, aunque una vez que se complete la formación de la nueva General Motors, ésta operará de forma competitiva inmediatamente.

La empresa estadounidense se declaró en suspensión de pagos, es decir, en concurso de acreedores el pasado 1 de junio, y la aprobación por parte del juez de la venta de activos supone un paso decisivo para que la compañía salga de la situación de protección judicial en la que se encuentra y para que vuelva a operar de forma independiente.

Etiquetas