Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LA CRISIS AZOTA LA EU

La economía europea se desmorona

La realidad está demostrando ser peor que las previsiones que la anticipaban. Este viernes, Eurostat, la oficina estadística de la UE, hizo públicas las cifras reales de la evolución económica durante el primer trimestre del año. Arrojan un porcentaje de retroceso del crecimiento incluso mayor que el previsto: el 2,5% lo mismo en la Eurozona que en la UE-27, lo que está cuatro décimas de punto por encima del 2,1% que la Comisión europea contemplaba para este periodo de tiempo en sus últimas previsiones de Primavera. Un portavoz comunitario atribuía la desviación a los datos aportados a última hora por los Estados miembros, pero precisaba que las cifras, aunque peores, "no modifican nuestra estimación de que la recuperación de 2010 irá precedida de una estabilización". Con estos resultados, la economía de la Eurozona acumula cuatro trimestres de retroceso, a razón de sendos -0,2% en el segundo y el tercer trimestre de 2008 y el -1,6% en el cuarto.

De entre las principales economías de la UE la alemana, con una recesión del 3,8 por ciento, es la que peor puntúa, mientras que España se sitúa en el ya conocido descenso del 1,8% e Italia cifra su caída en el 2,8%. Pero hay socios de la UE en los que la caída adquiere dimensiones de auténtico cataclismo, como en Eslovaquia y Letonia, donde el PIB ha retrocedido un 11,2% el último trimestre, o Estonia, donde lo ha hecho en un 6,5%.

Eurostat puntualiza que, en comparación con el mismo trimestre de hace un año, el PIB de la Eurozona ha caído un 4,6% y un 4,4 el de la UE-27. El trimestre anterior (el último de 2008) con respecto al equivalente de 2007 arrojaba un retroceso del 1,4%, lo que da idea de la velocidad con la que la degradación de la economía se está propagando por el continente.

Las cifras, además, se publican cuando la clase política europea, en general, cree estar viendo 'brotes verdes' aquí y allá, que indicarían el inicio de la recuperación. La profundidad que la recesión está alcanzando sitúa esos optimismos en un entorno aún peor que el que se barajaba.

En Estados Unidos, en cambio, las últimas cifras publicadas apuntan una caída moderada de la producción industrial en abril, (el -0,5%), en un entorno de demanda privada estable. Portavoces de la Reserva Federal decían que las políticas gubernamentales "han alejado a la economía americana del borde del abismo, pero el retorno al crecimiento será lento". Durante el primer trimestre de 2009, la recesión americana se ha situado en el 1,6%, un porcentaje mejor que la de la UE y que se cosecha en el país originario de la crisis.

Las cifras de inflación, también hechas públicas por Eurostat, confirman la tendencia a la baja, con sendos 0,6% tanto en la Eurozona como en la UE-27 este pasado mes de abril. Se trata de la tasa más baja registrada nunca por este índice. En la Eurozona, los artículos que más han subido en abril lo han sido las bebidas alcohólicas, el tabaco y los hoteles y restaurantes. El precio de los transportes ha caído, en cambio, un 3,6, un 1,6% las comunicaciones y un 0,7% tanto la ropa como los útiles educativos.

El malestar social derivado de la situación se está dejando sentir en las calles europeas. Si el jueves fue Madrid, el viernes Bruselas se convirtió en el escenario de la protesta sindical por la pérdida del poder adquisitivo de la clase trabajadora y los despidos masivos para rentabilizar a las empresas en crisis.

Fueron cerca de 40.000 según la Policía, una cifra enorme para Bélgica, las personas que se manifestaron en las calles de la capital comunitaria, llamadas por la Confederación Europea de Sindicatos.

El secretario general del CES, John Monks, manifestó que la manifestación de ayer, segunda de las cuatro convocadas por la organización, "es el de reclamar una Europa social que nos proteja del empleo desregulado, en la que la riqueza y los ingresos se compartan equitativamente donde la prioridad absoluta sea luchar contra las desigualdades, en lugar de alimentarlas".

La manifestación ocasionó perturbaciones considerables para el desarrollo de las actividades en la capital comunitaria, a pesar de que transcurrió alejada de las instituciones.

Etiquetas